Siguenos en
    Redes Sociales

Los primeros cien días del gobierno estatal

El inicio de la administración estatal generó expectativas favorables en varios círculos. La integración del gabinete, salvo dos o tres nombres, como de quien no cumplía los requisitos de residencia que establece la Constitución o de quien estuvo o estaba inhabilitado,  no fue cuestionada mayormente. Sus miembros en general gozan de buena fama pública y de reconocido prestigio en su especialidad. En este espacio señalamos que lo menos que podría otorgársele a la nueva administración era el beneficio de la duda. Han pasado ya, sin embargo,  los primeros tres meses o los cien días que tradicionalmente la sociedad le concede al gobierno como luna de miel, antes de los cuales era muy aventurado hacer juicios.  Transcurrido ese lapso, algunos apuntes ya pueden hacerse para evaluar los desempeños o cuando menos el arranque del nuevo gobierno. Dicha evaluación es necesaria en una sociedad que se precia de democrática y en la que a veces los corifeos nublan la crítica. Por declaraciones y anuncios no podría uno quejarse. Desde una supuesta austeridad hasta la recuperación del histórico equipo de futbol, “El Zacatepec”, pasando desde luego por la promesa de que en 18 meses se va a reducir la inseguridad, las declaraciones y las fotos no han faltado. La presencia del ejecutivo en medios nacionales ha sido una constante. Recientemente ya hizo propia la inversión federal en el estado, cuando todos sabemos que algunas de las obras anunciadas son compromisos adquiridos por la pasada administración, o compromisos hechos en campaña por el actual titular del ejecutivo federal, o son obras en proceso. Esa habilidad mediática es desde luego meritoria, como cuando el gobernador, siendo senador, hizo también propias las autorizaciones presupuestales que por ley sólo le corresponden a la Cámara de Diputados. Lo anterior puede ser secundario, pero hay otros aspectos que cuando menos conviene enlistar y que van marcando el talante de este inicio.
Llevamos 100 días sin procurador. La presidente de la Comisión de Derechos Humanos ha exhortado al ejecutivo para que envíe al Congreso  nuevamente la terna correspondiente, toda vez que el primer envío, fuera de fecha por cierto, no logró consenso y adolecía de errores jurídicos. El presupuesto que se envió para su aprobación, precedido de una solicitud de prórroga, fue en una primera instancia devuelto ya que incluía cifras equivocadas. En esta materia ya se anunció que habrá una solicitud de endeudamiento. Las mayores tasas y tarifas en “Derechos” que se aplicarán en el año por lo que se ve no alcanzarán: ni el incremento de recargos, ni nuevos derechos en control vehicular, además del pago de nuevas licencias y placas, calcomanías, autorizaciones, permisos, cambio de propietario, tarjeta de circulación, serán suficientes. La austeridad se la comió el costo de blindar las oficinas, y por lo que se ve respaldada con deuda.
El uso de la fuerza pública para iniciar los trabajos de la termoeléctrica en Huexca no pasó, aunque se quiso, inadvertido, como tan poco el amañado plebiscito en Tepoztlán. El aumento en vez de la disminución de la criminalidad junto con la autorización de protección al gobernador saliente, o la incorporación en la administración de personas ligadas a la reciente y cuestionada administración de la capital como pago de facturas, así como la declaración de guerra al SNTE, al Consejo de la Judicatura Federal y a los policías municipales, han provocado un poco de recelo en no pocos espacios de opinión. Ese tono belicoso poco abona a la concordia y a los ojos de algunos es impráctico. El cambio tempranero del subsecretario de seguridad pública o el cuestionamiento del señor Gallo, víctima del crimen organizado, al señalar que la Secretaría de Seguridad fue defensora de uno de los secuestradores de su hija, no dejan de llamar la atención de este preliminar balance de los tres meses. Cierto, es poco tiempo para profundizar en el análisis, pero lo descrito no deja de preocupar. Por cierto, no imagino un escudo del Gobierno Federal en Palacio Nacional como el que se colocó en el Palacio de Gobierno de Morelos ayer.  
 
rodolfobecerril@hotmail.com