Siguenos en
    Redes Sociales

Licenciado Hugo Salgado Castañeda

Envidiado por unos, admirado por todos, el licenciado Hugo Salgado Castañeda es, con todo, uno de los notarios más prestigiados del Estado de Morelos. De una preparación escolar en todos los órdenes y una educación digna de encomio, ha transitado por espacios de la política, del conocimiento universal, y en especial, de su haber notarial. En 1973 fue galardonado con el diploma de la institución “Los Mejores Estudiantes de México”. En una ocasión, el gobernador López de Nava le preguntó a su padre que “cómo siendo un hombre modesto, les dio tan buena preparación y educación a sus hijos”. Con amor, señor gobernador, con amor, contestó don Margarito.
Nació en el pueblo de San Antón, municipio de Cuernavaca, el 19 de junio 1951. En San Antón cursó sus primeras letras, y después en la escuela Benito Juárez. De 1967 a 1973 estudió Derecho en la UAEM, obteniendo el primer lugar de su generación, presentando la tesis “La Condición Jurídica del Extranjero en México”, con la cual recibió Mención Honorífica. Cursó sus estudios de posgrado a nivel doctorado en la Universidad de Salamanca, España, con el tema “La Función del Notariado en México”, obteniendo Matrícula de Honor. Sus padres: doña Consuelo Castañeda y don Margarito Salgado, son un orgullo para sus cinco hijos: César, Hugo, Jaime, Lilia y Guillermo. Su esposa es la señora María Elena Berengeras. Tiene tres hijos: Hugo, Manuel y Rodrigo.  
Hugo nos cuenta que su primer trabajo fue de “chícharo”, ayudante de peluquería, la cual era de su señor padre y se encontraba en la esquina de las calles Guerrero y Arteaga. En ella conoció a todo tipo de personajes de Cuernavaca, como a don Ramón Trespalacios, al licenciado Lavín González, a los señores Hoffman y mucha gente de la vida de la ciudad.
 Fue Agente del Ministerio Público, nombrado  por el Procurador General de Justicia del Estado de Morelos don Teodoro Lavín González, y en 1973 empezó a trabajar con el Notario No. 2, don Alfonso Roqueñí. Al enfermar el maestro Roqueñí, el gobernador Felipe Rivera Crespo lo designó “notario en sustitución”, y en 1976 fue ratificado como Notario Público No. 2 del Primer Distrito Judicial, por el gobernador Armando León Bejarano.
En 1973, el Presidente Luis Echeverría Álvarez les hizo una propuesta al licenciado Juan Salgado Brito y a Hugo, para ser diputados federales. Juan Salgado aceptó, pero Hugo le dijo que él quería ser notario. Al paso del tiempo, el presidente Echeverría le dijo a Hugo que su decisión había sido la atinada, pues la diputación dura sólo tres años, y la notaría es para siempre. Ha viajado por todo el mundo como asistente del Lic. Echeverría y, sin romper la secrecía, comido con el Presidente Mitterrand, con el comandante Tito de Yugoslavia; con don Federico Mayor, Director de la UNESCO; Felipe González, de España; el presidente de Italia Berlusconi y otras personalidades.
En el año 2000 fue Candidato del Partido Revolucionario Institucional a la Presidencia Municipal de Cuernavaca. En 1998 fue Secretario General de Gobierno del Estado de Morelos, y de 2009 a 2012, Secretario de Turismo del Estado.
Ha sido 6 años Presidente del Patronato de la UAEM; 7 años Presidente de la Junta de Gobierno, y 35 años maestro universitario de esa máxima casa de estudios, como profesor de varias asignaturas en la preparatoria y en la Facultad de Derecho. Miembro de Número de la Academia Mexicana de Derecho Notarial, A.C. y de la Academia Mexicana de Derecho Fiscal.
Se ha hecho acreedor a varios reconocimientos dentro de su actividad notarial, como expositor de varios programas y participante en seminarios dentro de asociaciones de diversa índole. El licenciado Hugo Salgado es un hombre de trabajo, dispuesto a ayudar a la gente. De su notaría han salido preparados ocho abogados, quienes ahora tienen sus notarías.
Fue expositor en la Universidad de München, Alemania; conferencista invitado en la Universidad de Salamanca. Ha sido consejero de varios bancos locales. Ha publicado trabajos sobre Fideicomiso, Consejo de Administración, Euro, la Integración Europea, Reflexiones a las empresas, Transformación del Ejido al Dominio Pleno y la Autonomía Universitaria.
Hugo no ha dejado de ir a la feria de su pueblo, San Antón, donde es una persona muy querida; como también lo es entre la gente de Cuernavaca.
 


El Licenciado Hugo Salgado es un ejemplo de tenacidad, disciplina y éxito. Es un ejemplo a seguir para cualquier estudiante de Derecho.

El Licenciado Hugo Salgado es un ejemplo de tenacidad, disciplina y éxito. Es un ejemplo a seguir para cualquier estudiante de Derecho.