Siguenos en
    Redes Sociales

Las urgencias de Morales

Jorge tiene una coincidencia con los cuernavacences y una más con el alcalde en funciones, Gatica. La primera: el inicio de la reconstrucción de Cuernavaca que no puede esperar; y la segunda: dependiente de la otra: el refinanciamiento del Ayuntamiento, mediante el crédito cercano a 2 mil millones de pesos, cuya solicitud de autorización a los diputados del Congreso Estatal cabildea Rogelio. Imperioso, el empréstito rescataría de  la quiebra a la comuna de la capital, ahogada en deudas, al igual que la mayoría de los ayuntamientos de Morelos y, en general, de gran parte del país. De otra manera, a Jorge Morales le será imposible bachear calles y reparar banquetas cacarizas por el paso del tiempo y los embates de las lluvias, particularmente las hechas de pavimento; más resistentes al deterioro las de concreto hidráulico, como la avenida Emiliano Zapata, que data de los noventa; el tramo Morelos Sur y Teopanzolco, que, por cierto, en un acto de justicia por parte de la autoridad podría rebautizarla con el nombre oficial de Lauro Ortega o Adolfo Deguer Kado. Pero si lograr el refinanciamiento corresponde a Gatica, lo cierto es que Morales lo necesita. Eso es natural y lógico, por otro lado, que para no exponerlos al desgaste  y suscitar entre ellos el golpeteo, el alcalde electo se reserve los nombres de quienes integrarán su gabinete. El argumento: que aún están siendo analizados, y lo lógico, que los nombres y las posiciones están insinuadas en el equipo de entrega y recepción, entre otros: Alfredo de la Torre y Martínez, Adriana González Maíz, Wilfrido López Luna, Trinidad Padilla Barragán, Enrique Paredes Sotelo, Oscar Puig González, Luis Enrique Rodríguez Jiménez, Víctor Hugo Valdez Ortiz, Raful Barrios García, Carlos Javier Martínez León, Enrique Mejía y Ruiz Velasco, Víctor Islava Gálvez, Marco Antonio Manzo Godínez, María Cristina Ríos Meraza, Rafael Rivera Ruiz, Víctor Manuel Islava Urueta, Octavio Segura Esquivel, Remigio Álvarez Andrés, Javier Izaguirre Reza, Marco Antonio Salgado Gama… No obstante, larga, con más de cincuenta aspirantes a puestos diversos; en la lista no están todos los que son. Unos conocidos y otros ignorados en el medio político; como ocurre en cada de administración, habrá sorpresas. Pero desde ahora el tema es el refinanciamiento. Sin recursos, el gabinete y el cabildo del siguiente ayuntamiento no cobrará salarios durante 2, 3 ó quién sabe cuántos meses. Así se las pintó Morales desde la campaña… A propósito: de acuerdo al decreto de austeridad anunciado por Graco Ramírez, Morelos ahorrará 120 millones de pesos. Prevé recortes en gastos de representación de funcionarios, limitación de vehículos, cancelación de pagos de gastos médicos y otros rubros. Suena bien. Y mejor si la Nueva Visión abarcara rebajas del cincuenta por ciento a los salarios del propio Gobernador, los secretarios, subsecretarios, directores generales, asesores y demás miembros de la burocracia dorada, no sólo del Ejecutivo, también del Legislativo y el Poder Judicial. Respetados los salarios de la burocracia intermedia y aumentadas las percepciones de los trabajadores de muy abajo, el pueblo aplaudiría una austeridad justa… ME LEEN MAÑANA.