Siguenos en
    Redes Sociales

La maestra Elvia Magdaleno

Cursó sus primeras letras en Cuernavaca y entró a estudiar la carrera de Profesora de Educación Primaria en la Normal del Estado para Maestros y al Instituto Federal de Capacitación del Magisterio. Para poder ingresar al Instituto, era necesario obtener un trabajo sobre enseñanza, y a los 18 años de edad laboró cubriendo plazas a maestros. En su examen profesional como Profesora de Educación Primaria, recibió una Mención Honorífica. De igual forma, hizo la especialidad en Inglés; años después en Literatura, obteniendo el ascenso en la Carrera Magisterial, de la cual se jubiló en 2009. Hija de don José Dolores Magdaleno González, fundador de la Escuela Normal de Palmira y supervisor escolar durante 50 años. Su madre, la señora María Angustias Gómez García, fue maestra en Artes Manuales.
La maestra Elvia Magdaleno Gómez ha llevado una vida entregada al servicio de la docencia, de la política y de la sociedad. Nació en Cuernavaca el 12 de octubre de 1943, y a sus 59 años de edad, es una hermosa señora de gran personalidad. Su esposo es el Lic. Joaquín Magdaleno González, originario de Durango, Dgo. Contrajeron nupcias el 23 mayo de 1970; tienen 3 hijos: Liz, Paloma y Joaquín, todos ellos profesionistas, y 3 hermosos nietos.
Elvia recuerda al General Lázaro Cárdenas; siendo su padre gran amigo de don Lázaro, le preguntó qué le había pasado a la niña Elvia. Su mamá le contó que esa noche le habían picado los mosquitos, por lo que don Lázaro ordenó a uno de sus asistentes que le trajeran un dosel de tul, para cubrir a la niña, y así los mosquitos la dejaran de molestar. Cuando lo desempacaron, el pabellón estaba lleno de alacranes; los que a todos asustaron. El General nunca se enteró de aquel incidente, pero Elvia lo tiene muy presente.
Al iniciarse como supervisora, la enviaron a Santa Rosa Treinta, en Tlaltizapán, Morelos, donde alquiló una casita; sus compañeros le dijeron: “No saques los envases de ese cuartito, ya que ése es tu cuarto de ascenso”, en tono de broma y bienvenida a la nueva maestra.
Bajo su supervisión ha dirigido 15 escuelas, entre ellas, 8 particulares y 7 oficiales. Tuvo un total de 4 mil alumnos y 120 maestros en la zona escolar #1. Fue Presidenta de Primaria en la Escuela Miguel Hidalgo; también en la Escuela Enrique Pestalozzi, de Cuernavaca. En 1976 se presentó a concurso de Plaza para la Dirección de Escuela Primaria, logrando el importante ascenso. Durante los siguientes cuatro años, la maestra Elvia Magdaleno fue Directora de la Escuela Primaria Emiliano Zapata, que se encuentra en la colonia El Polvorín, de Cuernavaca, y en 1980, Fundadora y Directora de la Escuela Primaria Rafael Ramírez, en la colonia Chipitlán.
En 1985 se ganó el Concurso de Plaza para Supervisora Escolar. Ese año recibió la orden para laborar en Santa Rosa 30, en Tlaltizapán, durante un año. De la misma forma la enviaron como Supervisora a la comunidad de Acatlipa. Por permuta, tomó posesión de la zona escolar 7-1 de Cuernavaca, y en 1991 fue nombrada Directora General del D.I.F. Estatal. En 1999 fue llamada a la Secretaría Técnica del Patronato del I.N.E.A. en el Estado. Se reintegró como Supervisora a la zona 1, donde actualmente presta sus servicios.
Desde 1968, en que ingresó al PRI, tuvo importantes puestos. Fue coordinadora de la promoción del voto; Secretaria de la Comisión Morelos para la selección del PRI a la Presidencia de la República; Diputada Federal Suplente en la LXI Legislatura, en el año 2009. Es fundadora de la Unión de Funcionarias y Ex Funcionarias de Morelos (AFEM) durante 20 años. Miembro del grupo Mujer y Servicio e integrante del equipo cultural “Mesa Redonda Panamericana”, del cual es responsable de entregar becas a estudiantes. Así como Coordinadora del Voluntariado del Asilo de Ancianos de Mazatepec, “El Buen Señor”.
Elvia Magdaleno se ha distinguido por ser una mujer activista dentro de la política y de la docencia; Como maestra ha escalado puestos de máxima importancia dentro de la enseñanza; en la política ha sobresalido gracias a su propio esfuerzo y a su deseo de seguir sirviendo a su comunidad, al lograr alcanzar altas metas dentro de la política; pero de manera fundamental, ha sido una amorosa madre, una entregada esposa y una gran amiga con gran cariño y arraigo a su tierra natal.

rafaelbenabib@hotmail.com


Si la distinguida profesora nació en 1943, hasta donde aprendí matemáticas, no tiene 59 años