Siguenos en
    Redes Sociales

Jojutla

La tradicional Jojutla, de clima ardiente, gente sencilla y laboriosa es fundamental para el crecimiento de Morelos, no sólo por ser la cabecera de una de las tres zonas en las que tradicionalmente se divide el estado sino por ser también el referente de una pujante actividad económica. El municipio sureño es famoso por su arroz, su caña de azúcar y por compartir con Puente de Ixtla el lago de Tequesquitengo, de vasto potencial turístico e inmobiliario. Colinda a su vez con Zacatepec, sede de la más importante agroindustria de Morelos, el Ingenio Emiliano Zapata, legado firme y vigente del General Cárdenas.
Jojutla es a la vez una suerte de  “puerto de sierra” donde convergen campesinos, ganaderos, comerciantes y prestadores de servicios del sur de Morelos para realizar actividades comerciales y bancarias. Sin embargo, estas condiciones tan propicias para la bonanza y el desarrollo, se ven ahora amenazadas no sólo por la crisis económica o la caída del turismo en la región sino por el cáncer de la inseguridad. Es ahí donde estriba el enorme reto de la administración municipal que apenas se estrena en Jojutla. Es muy significativo que la Presidencia Municipal sea encabezada por una joven mujer quien tiene el enorme reto y compromiso que viene no sólo de la oriundez, sino también de la equidad de género y la juventud. Para nadie es una sorpresa el enorme motor que representan las mujeres y los jóvenes como fuerza de trabajo en Jojutla.
Hortensia Figueroa llega a una tarea nada fácil, amen de la satisfacción personal producto de legítimas aspiraciones políticas, se ha sacado la “rifa del tigre” no sólo por los problemas administrativos, laborales, legales y financieros que seguramente la recibieron sobre su escritorio, sino sobre todo porque la zona sur de Morelos y particularmente Jojutla están a merced de la delincuencia y la policía municipal francamente está rebasada. Sabemos que el Ayuntamiento por sí solo no puede resolver el problema, pero la solución tampoco lo es, cruzarse de brazos y esperar que la Federación o el Gobierno del Estado lo hagan todo. Los secuestros, asaltos, extorsiones, robos y demás delitos del fuero común están a la orden del día. Los empresarios se ven limitados a siquiera acudir a sus establecimientos ante el temor fundado que provienen de las reiteradas y cada vez más continuas amenazas. Los jóvenes en las colonias o poblados de la periferia no pueden reunirse en los lugares de costumbre o en la canchas de futbol porque de inmediato son agredidos por delincuentes. Como si todo lo anterior no fuera suficiente, varios colegas me comentan que un elemento de la Policía Municipal de nombre  Ángel Lugo Simeón acude a negocios a pedir los datos y nombre de los propietarios con el pretexto de “hacer un trámite para el Ayuntamiento” (sic).
Hortensia tiene una oportunidad histórica, no sólo como ya lo mencioné, de labrar una gran carrera política, de reivindicar a las mujeres y a los jóvenes, sino de ser también quien ponga la primera piedra para devolverle a su municipio la paz y la prosperidad que en otros tiempos fueron envidia y referente en otras latitudes de Morelos. Quienes de una forma u otra estamos ligados a Jojutla tenemos muchas esperanzas en esta nueva administración y creemos que es momento para dejar atrás los tiempos adversos. Una muestra firme, significativa de que el Ayuntamiento de Jojutla va a aportar su grano de arena en el difícil y complejo rubro de la seguridad pública y que está en sintonía con el esfuerzo federal y estatal, lo representa poner orden en la medida de sus recursos del cuerpo de policía municipal. Al final esta medida estoy cierto que será reconocida y agradecida por toda la población, y el inicio del largo camino de vuelta a la normalidad.

opinion@diariodemorelos.com