Siguenos en
    Redes Sociales

Integración comunitaria campesina

Michel Foucault  (1926/),  prestigiado profesor/investigador de la Escuela Normal Superior  de Francia, definió: 1º.-A la persona como unidad económica  capaz de proveerse  de su propio sustento;  los seres humanos no son autótrofos  como las plantas verdes que producen su comida mediante la fotosíntesis. 2º.-A la familia como unidad social, unida por el amor filial; cuando éste desaparece, la familia se desintegra.  3º.-A la comunidad como unidad política integrada mediante la cobertura de necesidades colectivas de luz, agua, escuelas, centros de salud, seguridad, mercados, recreación,   cultura;  demandadas  por las  familias agrupadas en colonias, rancherías y/o pueblos. La falta de empleos remunerados ha orillado  a la  desintegración de las familias rurales por la salida del padre o de los hijos (as) mayores, en la búsqueda de oportunidades laborales  en otros espacios alejados de  sus comunidades. La recomposición  agraria  sería  un instrumento protector de las familias rurales morelenses como sigue:    1º.-El Plan de Ayala, suscrito  el 28 de noviembre de 1911 en el poblado de Ayoxustla,  Pue., por Emiliano Zapata Salazar y 44  campesinos (“Esos que no tengan miedo que pasen a firmar"), dio lugar a la formación del Ejército Revolucionario del Sur; sostuvo tercamente como bandera de combate  la devolución   de las tierras  a sus legítimos dueños originales, despojadas por 16 familias latifundistas, conformadas en 36 grandes haciendas, dispersas en la campiña morelense. 2º.-Cuando, a  partir de 1920, los  ingenieros  agrónomos de la Comisión  Agraria del Sur  empezaron  a levantar  los deslindes y fraccionamientos topográficos de las haciendas,  los campesinos  empezaron a bajar sus carabinas 30/30. La ansiada justicia social de las tierras y aguas  inició su vigencia en el medio rural morelense. En 1940 concluyeron las tareas, integradas  en  205  ejidos, 29 comunidades agrarias,  respetándose los legítimos  derechos de 5,000 pequeños propietarios.  (c.f. Censos Agrarios). 3º.-Aun los grupos conservadores locales,   recalcitrantes y retardatarios  han aceptado que la redistribución de la propiedad agraria  logró  la paz,  la tranquilidad y el progreso disfrutados por las sociedades rurales y urbanas  durante el siglo XX próximo pasado. 4º.-Los luchadores campesinos   revolucionarios del Plan de  Ayala siglo XX  cumplieron gallardamente su compromiso.  Ya no están con nosotros, ahora se  cuenta con  una generación  campesina   de reemplazo,  puesta y dispuesta para enfrentar los  nuevos  problemas  surgidos del incremento demográfico, demandante de comida, vivienda,  educación, salud, recreación,  cultura y deportes. PROPUESTAS: Habiendo sido satisfecha la justicia de la tierra, se  impone cubrir   la exigencia  irreductible de  un  Plan de Ayala Siglo XXI, cuyos puntos de lucha se proponen  a continuación:    1º.-Procurar  mayor integración comunitaria  familiar,  incluyendo la variedad respetuosa de los   grupos  étnicos, religiosos  y lingüísticos  comunitarios prevalentes.   2º.-Reducir  la bipolaridad   entre el subsector comunitario familiar minoritario moderno y el subsector familiar mayoritario  de usos y costumbres tradicionales, que dan cierta  marginación clasista.  3º.-Evitar la ruptura del equilibrio  familiar/medio ambiente.   4º.-Fortalecer  la    cultura, el orgullo de la identidad comunitaria familiar. 5º.-Impulsar  la voluntad del trabajo en armonía, la responsabilidad de mantener  la unidad comunitaria familiar, pueblerina,  ajena  a  intereses mezquinos, corruptos,  caciquiles, a ser combatidos mediante  las leyes  agrarias, de aguas, forestal,  del desarrollo rural sustentables, general de crédito, protección ambiental y de otras reglamentarias del Articulo 27º constitucional.  Es cuanto.