Siguenos en
    Redes Sociales

Gallina con espolones

Accidentado el proceso, justificada la indignación de abogados por el descrédito de que fueron objeto porque no aprobaron las pruebas de control y confianza en el Cisen, al fin mañana saldrá el “humo blanco” de la sede del Congreso Estatal que anunciará el nombre de la procuradora de justicia. Hembra (la segunda en la historia que ocupará la titularidad de la institución luego de Claudia Aponte Maysse) y no varón, bateado de jonrón Ricardo Rosas Pérez, cuya inclusión en la terna fue un error garrafal, dada su pública reputación de actos corruptos, pero sobre todo una jugada política para el descarte tácito del mismo ex presidente del Poder Judicial y el impulso de una de dos féminas, Nora Rebeca Romero Velázquez o Elizabeth Lázaro Torres. Tal es el escenario, a pocas horas de la pasarela de la tarde de ayer ante los diputados para la típica presentación de planes de trabajo. Insistente la advertencia del coordinador de la bancada de las izquierdas, Juan Ángel Flores Bustamante, en el sentido de que no habrá regreso de la terna, ello tiene importancia pues la de este muchacho es la voz del gobernador Graco Ramírez. O sea, política pura, inherente ésta al procedimiento que hace inevitable el golpeteo más allá del ámbito de la procuración de justicia. Puesta en duda la entereza de las gallinitas y de que la naturaleza del cargo es propia de un gallo, otros y los aspirantes que no llegaron a la terna juzgan a Rebeca Romero como la candidata de la secretaria de Seguridad Pública, Alicia Vázquez Luna. Pero cierto o no, además de que por subordinación jerárquica y coincidencias políticas la o el procurador debe ser gente de la confianza del Ejecutivo, la relación entre una y otra amarraría la coordinación que no siempre se da entre la procuración de justicia, el combate y la prevención del delito… JOVEN,  el licenciado Mario Macías Pacheco no llegaba a los cuarenta. Quienes lo trataron de cerca relatan la circunstancia que lo acercó a Jenni Rivera. En cierta ocasión, la popular cantante tuvo un problema en el aeropuerto de la Ciudad de México. Traía dólares, producto de la paga de una actuación, no una gran suma, pero sí como para que fuera molestada por policías federales. En la emergencia, un amigo de Mario le pidió que se trasladara al aeropuerto para auxiliar profesionalmente a Jenni. Hizo un buen trabajo y en ese momento se convirtió en su abogado de cabecera. No sabía que la acompañaría hasta la muerte, estrellado anteayer el avión que minutos antes habían abordado en Monterrey. Descansen en paz… DE la que se libró Morelos si en la pasada elección hubiera ganado el PAN: policías municipales del ayuntamiento panista de Celaya encarcelaron a cuatro discapacitados por el “delito” de pedir limosna. Acusados de “obstruir la vía pública”, sólo recuperaron la libertad mediante fianzas de 2 mil pesos… (Luis Arturo Cornejo Alatorre y el atrilero apreciamos la comida que nos ofrecieron Jorge López, Francisco Maldonado, Carlos Riva Palacio, Arturo Cornejo de Ita y Vale González Jr., como reconocimiento humilde a sus maestros de dominó. A veces nos dejamos ganar, ¡pero ni así aprenden! Tienen cabeza de plafón)… ME LEEN MAÑANA.