Siguenos en
    Redes Sociales

Gabinete habemus

¿De qué más se puede hablar? Ayer se descorrió el velo que cubría la pecera en la que nadaban los nombres de los afortunados y afortunadas –pocas, muy pocas— que acompañarán al presidente Enrique Peña Nieto en su travesía, o en parte de ella, a lo largo del sexenio que hoy comenzó… Esos nombres que se manejaron y que son motivo de las notas principales de la prensa nacional son de personajes que en buena medida se habían barajeado a lo largo de estas semanas, es decir, desde que el Tribunal le entregó la constancia de presidente electo a Enrique Peña Nieto, es decir, después del nerviosismo que debieron acompañarlo junto con esos allegados cuya mayoría hoy conocemos como ocupantes de alguna cartera del gabinete, si bien hubo dos que tres sorpresas, especialmente en el caso de la Secretaría de Salud, nombramiento que recayó en Mercedes Juan López, una de las tres mujeres tres que serán las representantes del género en los puestos de mayor relevancia del gobierno encabezado por el presidente Enrique Peña Nieto. Si bien no poco asombro, causó el saber que el secretario de Hacienda de Calderón, José Antonio Meade, es el nuevo secretario de Relaciones Exteriores…
Quizá la estrategia de no relevar hasta ayer a las tres de la tarde, y con todo y los cambios que si sería a las dos y que no que mejor a las tres, pero también hubo un falso aviso de que sería hasta las cuatro, quizá esa estrategia se debió a tratar de evitar en lo posible que se despedazaran y encueraran antes de tiempo a aquellos que serían nombrados. Es algo demasiado visto ese balconeo de los personajes que van a llegar, si es que llegan, tan debilitados y tan desarropados que tienen que pasar buena parte del tiempo disculpándose, negando los dichos sobre su persona, cuando de plano no son apartados sin nombramiento siquiera para evitarle desgaste al presidente entrante.
Debido a que esta columna se escribe el día anterior, resultaría difícil y sobro todo atrevido, asegurar que el programa del cambio de gobierno se cumplirá como está escrito. La atmósfera está un poco enrarecida para que pueda decirse que los programas se cumplirán al pie de la letra, porque hace seis años con Felipe Calderón y Fox, uno entrante y el otro saliente, la transición de poderes se mostró accidentada, incivilizada podría decirse, es decir bastante lejos de como se había planteado en el script, de manera que sería periodismo ficción el dar por adelantado lo que en otros tiempos podía hacerse casi sin cambiar nada más que los nombres.
Lo que seguramente dará motivo de críticas y preguntas es la falta de equilibrio en cuanto a nombres femeninos en el gabinete. Tres, hasta el momento. Una de ellas, Rosario Robles, más que cantada durante los últimos meses e identificada exactamente para el puesto que ocupará, es decir la Secretaría de Desarrollo Social. Recordamos que durante algún tiempo y en años del panismo, esa secretaría la ocupó ni más ni menos que Josefina Vázquez Mota y también cómo olvidar que durante su campaña precisamente se le recordaron aquellos metros cuadrados de piso firme que ella declaró y que no se habían cumplido ni a la mitad, según dijeron sus adversarios. Con Rosario Robles otro será el cariz que tomará esta secretaría cuyo primer titular fue ni más ni menos que Luis Donaldo Colosio durante el salinato. De allí salió como candidato del PRI a la presidencia el malogrado político y de esa dependencia es de la que casi todos sus titulares han salido raspados porque los programas que desarrolla suelen confundirse con propaganda personal o como quiera que sea, publicidad del mandante en turno y por consiguiente de su partido. El de Rosario Robles no será un trabajo fácil para esta mujer que fue la primera jefa de gobierno del DF y además, líder del partido de la Revolución Democrática, de donde salió luego de ese escándalo protagonizado por jerarcas del PRD y el empresario Ahumada, cuestión la de los enamoramientos que para una mujer son pecado mortal, en tanto para el hombre sería hasta motivo de orgullo… Pero lo innegable es que Rosario Robles es mujer capaz, inteligente, cultivada, talentosa y que no desperdició su tiempo en llorar sobre sus desgracias, sino se supo levantar, dedicando su tiempo a la organización de causas de las mujeres, a escribir y a participar, en los últimos tiempos, en actividades de proselitismo en pro de Enrique Peña Nieto.
En lo que hace a Claudia Ruiz Massieu, que ocupará la titularidad de Turismo, parece seguir una tradición de mujeres que han llegado a esa secretaría desde los ya lejanos tiempos de la que fue novia del entonces presidente José López Portillo. Pero a diferencia de las que fueron nombradas en los más recientes sexenios, el de Fox y el de Calderón, Claudia Ruiz Massieu es mujer de amplio curricula dentro de la política ya que hace 20 años es militante dentro de las filas del PRI, pese a su juventud (entre paréntesis parece es la más joven del gabinete de Peña Nieto). Es licenciada en derecho, con una especialidad en ciencias políticas, candidata a doctor en Derecho Público y Filosofía Jurídica por la Universidad Autónoma de Madrid, ya fue diputada y desde 2006, vicepresidenta de la fundación Colosio D.F. De Claudia Ruiz Massieu se habló mucho desde que fue asumida por Peña Nieto en el equipo de transición, pero se le ubicaba en otros espacios, de tal suerte que fue una sorpresa para muchos el nombramiento de Claudia Ruiz Massieu en Turismo.
Pero si de sorpresas hablamos, la secretaria de Salud, dejó a muchos con la pregunta de ¿quién? al escuchar el nombramiento de la doctora Mercedes Juan López, quien de ninguna manera es una persona desconocida ya que en internet cuenta con casi un millón de voces sobre su persona y una amplia trayectoria tanto en la administración pública, como por haber ocupado puestos de elección popular. La médico cirujano especialista en Medicina de Rehabilitación, ha realizado múltiples publicaciones en materia de Salud y por lo mismo, recibió distinciones científicas y reconocimientos. Fue diputada en la LVII Legislatura, con lo que no se trata de ninguna improvisada, sino también es mujer de amplia trayectoria en el ámbito de salud.
Nos une México… Eso decía el enorme letrero a espaldas del recién ungido secretario de Gobernación, Miguel Angel Osorio Chong, quien fue dando los nombramientos, después de haber sido presentado como titular de esa Secretaría “grande y fuerte” que desde que la dibujaron, levantó ámpula en la Cámara de Diputados y en la de Senadores, porque la oposición quiere ver a fuerza el “regreso del PRI autoritario y represivo”…
Esto ocurrió el día anterior al de la segunda alternancia, la que se da con el regreso del PRI a Los Pinos, después de doce años de esa primera alternancia que tantas esperanzas hizo surgir en los mexicanos y acabó en la tristeza de los cien mil muertos…
… Nos Une México. Hoy estamos viendo el inicio de una etapa en la historia de este país, una etapa que inició ayer en ese evento con sorpresas, pero no tantas, con el nombramiento de mujeres –pocas—y hombres de trayectoria política sobre todo, gente joven, de mediana edad y peinando canas. Ojalá les vaya bien, porque dicen que lo importante es que les vaya bien para que le vaya bien a México… Hasta el martes.
 
nadiapiemonte@gmail.com


TURISMO: Las PROMESAS de los Artistas de la Cuerda Floja.

TURISMO, supuestamente el tercer contribuyente al PIB de México, AUSENTE en las TRECE PROMESAS del nuevo Presidente.

La designación de un militante del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) – viejo coalicionario priista, con años de antecedentes como promotor del sector comercial/industrial privado - como Secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y de una novata con CERO experiencia en TURISMO no inspira mucha confianza.
http://rivieranayaritone.blogspot.mx/2012/12/turismo-las-promesas-de-los...