Siguenos en
    Redes Sociales

El pacto tripartita, éxito de Peña

A pesar de todo el escándalo que Morena quiere hacer en la toma de posesión de EPN el próximo sábado, no se puede negar que la operación política del Presidente Electo ha sido buena.
El simple hecho de que se reúnan los Presidentes de los tres principales partidos del país para buscar el impulso del mismo es un triunfo inobjetable del nuevo régimen. Sabemos que va a haber sus asegunes y, a querer o no, habrá radicales que se opongan a todo, pero el simple hecho de conjuntarlos ya habla bien de los operadores políticos que en seis años habían brillado por su ausencia.
El pacto que prevén suscribir PRI, PAN y PRD tiene como objetivo impulsar los cambios que requiere el país para fortalecer su democracia y desarrollo, así como culminar en la presentación de las iniciativas de reformas energética, hacendaria integral, política-electoral y de seguridad social universal.
El presidente nacional priista, Pedro Joaquín Coldwell, detalló que ese pacto se divide en cinco acuerdos: una sociedad con derechos y libertades; transparencia y rendición de cuentas; gobernabilidad democrática; crecimiento económico y generación de empleo, así como seguridad y justicia.
Esos cinco acuerdos giran, a su vez, en tres ejes fundamentales: fortalecimiento del Estado mexicano y nuestra democracia; desarrollo económico y derechos sociales, además de participación ciudadana en el diseño y evaluación de las políticas públicas, reveló Joaquín Coldwell en conferencia de prensa con Manlio Fabio Beltrones, líder priísta de la Cámara de Diputados.
Lo fundamental es aumentar la gobernabilidad en el país, así como el  que “los partidos políticos mandaríamos un mensaje a la población de seriedad, de profesionalismo y de que no sólo disentimos y competimos entre nosotros, sino que somos capaces de concretar acuerdos en beneficio de la nación”.
Pedro Joaquín Coldwell aclaró que se trata de un pacto que contiene una auténtica reforma de Estado y no es de carácter coyuntural.
Detalló que el acuerdo político nacional contiene tres ejes rectores, cinco acuerdos y tres etapas de desarrollo que espera se traduzcan en iniciativas de reforma que mejoren las condiciones del país.
El primer acuerdo tiene que ver con una sociedad de derechos, en el que entrarían temas relativos a la seguridad social universal, mientras que el segundo se orienta al crecimiento económico, con la generación de empleos y la competitividad, lo que involucra una reforma hacendaria y la modernización del sector energético.
Un tercer aspecto se centra en la seguridad y la justicia; el cuarto, en la transparencia, la rendición de cuentas y el combate a la corrupción, y el quinto, en la gobernabilidad democrática; en el que se discutirían reformas de corte político y electoral.
Luego de informar a la bancada priísta sobre el desarrollo de esas negociaciones, el dirigente dejó claro que se trata de acercamientos preliminares, y no se ha fijado una fecha para su conclusión, aunque se espera que sea lo antes posible.
“La lectura que damos es que la sociedad quiere que nos pongamos de acuerdo sobre temas fundamentales. Lo más natural en una democracia es que las fuerzas políticas lleguen a un acuerdo, no todo es competencia”, subrayó.
El líder nacional del Revolucionario Institucional precisó que la construcción del pacto se llevará a cabo en tres etapas, y que la primera es la que se lleva a cabo con los primeros acercamientos entre las tres principales fuerzas políticas del país.
La segunda, detalló, será cuando se concreten los acuerdos dentro de los partidos, y la tercera corresponderá a la firma del pacto y que los acuerdos se lleven al Congreso de la Unión, para que se conviertan en las reformas que necesita el país.
Estos  primeros días de pláticas se han desarrollado en un ambiente de gran apertura, y aseguró que los temas que se discuten serán propuestos por el PRI, el PAN y el PRD; pero cuando avancen, serán invitadas a sumarse otras organizaciones de la sociedad civil.
Interesante y definitivamente importante para el desarrollo y la gobernabilidad del país; al parecer, mejorarán las cosas. Eso esperamos los mexicanos. ¿No cree usted?
Mientras tanto, en Morelos el grupo parlamentario y la dirigencia estatal del PRI exhortaron al Gobernador del Estado, Graco Ramírez, para que se mejoren las condiciones de seguridad  por medio de un informe, ya que siguen siendo las mismas que hace sesenta días.
El problema es que los partidos políticos son muy buenos para criticar y pedir, pero muy malos para cumplir.
Nada más vea usted el problema que están creando las bancadas del PRD y PAN en el Senado de la República,  al no aprobar la Ley de la Administración Pública porque quieren intervenir en la ratificación de los funcionarios encargados de la seguridad de la nueva Secretaría de Gobernación.
Mientras los partidos no cooperen entre ellos, no podremos crecer ni como estado, ni como nación. ¿No cree usted?
 
lavinleon@gmail.com
Twitter: @teolavin


No, la democracia es confrontación de ideas y de posiciones. Habemos quienes vemos en el Pacto por México un gran engaño que busca la privatización de Pemex. Podrá argumentarse que es necesario privatizar; pero, ¿Para que velar sus intenciones?. "Quien las vela, malignas intenciones oculta". Veamos, los cinco puntos que comprenden el pacto y no conocidos por la mayoría de la población ¿Por qué ocultarlos?. En su gran mayoría son facultad exclusiva de la competencia del Ejecutivo Nacional, serían parte de su programa de gobierno, no requiere la frma de un pacto. Por ejemplo en el punto uno: sociedad de derechos, ¿Qué pacto se requiere para crear una Ley reparación del daño?. En el Congreso habrá debate y seguramente ahí se aprobará. sin emabrgo, en el el punto dos: Crecimiento económico, empleo y competitividad, Contempla la competencia en refinación, petroquímica y transporte de hidrocarburos. Cuando el término competencia proviene de quienes siempre han querido privatizar lo público para enriquecerse y que por lo general son de la oligarquia económica y politca, debemos entenderlo como privatización. Más allá de que si es bueno o malo privatizar. Cabe la pregunta: ¿Por qué vender a aquello que es más rentabble en la industria petrolera, que es la petroquímica y la refinación?, las respuesta es obvia, porque es un gran negocio, del cual quieren apoderarse los que ya se han enriquecido con creces en el país. Si es un gran negocio, en manos del pueblo, sus ganancias pueden qudarse en la sociedad.
El pacto es un gran engaño. El SR. LAVIN dice que es un éxito de Peña Nieto, tal vez lo sea, gran parte de la clase gobernante es una comparsa de quienes mandan, la claudicación es inteligencia. Lo obvio es estrategia: "el dialogo genera acuerdos". Lo que pudiera ser un gran éxito de Peña Nieto, representaría una gran derrota para el pueblo de México. Sr. Lavín, ¿Ya sacó cuentas de lo hemos perdido los mexicanos, desde que los neoliberales se apoderaon plenamnete del país?. ¿Cómo se han conservado en el poder?: con engaños. Engaños como el Pacto México, del cual usted dice es un gran éxito de Peña. Si,¿Para quién?. ¿Qué papel juega en este engaño?