Siguenos en
    

El Museo de la Ciudad

El actual Museo de la Ciudad, antes Palacio Municipal, es un bello edificio en la avenida Morelos, frente a la Catedral de Cuernavaca, junto al edificio que fue el Hospital Civil de nuestra ciudad.
La simpleza de sus paredes y sus corredores lo hacen un sobrio espacio que ahora, como Museo de la Ciudad, debería usarse únicamente como eso y no como auditorio, del que todos los partidos que tienen regidores quieren sacar provecho.
Para que este bello edificio funcione como museo, debería sacarse la oficina del presidente municipal, ponerle la iluminación adecuada, así como el control de la temperatura en todas las salas y funcionar con un estricto reglamento interno para impedir su uso en labores que no son propias de un museo.
Es indispensable remozar los baños y, para mi gusto, desaparecer el mural de la escalera que es pésimo; se cuenta con 45 sillas hechas por Salvador Tarazona y sus cuadros —en su momento  hechos para el Palacio de Cortés— que permanecen abandonados en las bodegas del auditorio Teopanzolco y muy destruidos; se han rescatado algunos pero es indispensable su restauración debido a que narran la historia de Morelos.
Esta historia nos lleva a conocer la manera en que se fue desarrollando la política en nuestro estado, el Cronista de Cuernavaca, Valentín López González, nos señala en su libro sobre la ciudad lo siguiente, respecto a este edificio:

“El edificio que ocupa actualmente el Palacio Municipal perteneció en el siglo pasado al cura de esta ciudad, señor Don Salvador Cedillo, y en 1883, el gobernador del estado, el general Jesús H. Preciado, le compró dicho inmueble para la sede del gobierno, en virtud de que el Palacio de Cortés era propiedad de un municipio, se encontraba muy deteriorado y no cabían en él todas las oficinas gubernamentales, así que una parte de ellas se encontraban instaladas en el Jardín Borda. El general Preciado estableció el Congreso en el recién adquirido edificio, así como el Tribunal Superior de Justicia, los juzgados civil y penal y otras dependencias gubernamentales; todas estas oficinas estaban en planta baja, pues el gobernador Preciado vivía con su familia en la planta alta de dicho edificio.

“En el año de 1890, el ayuntamiento, que había estado desde hacía muchos años en el Palacio de Cortés, junto con sus tres Poderes, se mudó a este edifico del Gobierno del Estado, que había sido reparado y mejorado.
“En 1964 se modernizaron las oficinas de la Presidencia Municipal y se construyó el salón de cabildos, colocándose en el  muro central, detrás del estrado, un lienzo monumental pintado por Roberto Cueva del Río.
“El cuadro que escribimos es un óleo en el que aparece el general Juan Álvarez rindiendo protesta como Presidente de la República, el 4 de octubre de 1855, al triunfo del Plan de Ayutla. Dicho plan, de fecha 1 de marzo de 1854, está colocado sobre una mesa; un chinaco sostiene en una mano la bandera mexicana y en la otra la proclama de Cuernavaca de 4 de Octubre de 1855. A sus pies, aparece derribado el  busto del general Antonio López de Santa Anna, son testigos de la escena Juárez, Melchor Ocampo, la Fragua y Comonfort.
“En los muros laterales de la sala de cabildo se habían colocado los retratos pintados al óleo por Jorge Cázares: De Ricardo Linares, D. Agustín Aragón y León,  D. Eugenio J. Cañas, D. Ricardo Sánchez, del Sr. Obispo Plancarte y Navarrete, de D. Prisciliano Rodríguez y del Ing. Domingo Diez. Estos cuadros se encuentran actualmente en el centro de estudios históricos y sociales del gobierno del estado.
“Desgraciadamente no existe un archivo municipal ordenado en el que podamos encontrar toda la secuencia de los hombres que han manejado el destino de la ciudad de Cuernavaca, y solamente podemos dar al público lector una relación sin fechas de los presidentes municipales que ha tenido la ciudad, según lo hemos encontrado en algunas actas del cabildo: José Gabriel Hernández, Manuel Fiz, Agustín Muños, Bernabé Castillo, Juan López, Juan Alarcón, Bernardino León y Vélez, Pedro Patiño, Ixtolinque, Felipe Escorza, Bernabé de Elías (este señor fue presidente municipal de la ciudad por un espacio de 15 años); Quirino Manzanares, Clemente Carpintero, Cristóbal Figueroa, Román Vasco, Crisóforo Albarán, Margarita Garduño, Ismael Velasco, Benigno Arellano, Ignacio Flores. Al establecerse en orden constitucional, después de Salvador S. Saavedra 1929-1930, fueron presidentes municipales los siguientes: Ignacio Oliveros 1930-1931, Crisóforo Albarán 1931, Juan Olabarría 1931-1932, Julio Adán 1933-1934, Lucio Villasana 1935-1936, Manuel Gradara 1937-1938, Alfonso Alemán 1939-1940, Manuel Aranda 1941-1942, José Cuevas 1943-1944, Matías Polanco Castro 1945-1946, Gilberto García Pacheco 1947-1948, Luis Sedano Montes 1949-1950, Luis Flores Sobral 1950, Luis Alarcón González 1951-1952, Eduardo Díaz Garcilaso 1953-1954, Felipe Rivera Crespo 1955-1956, Manuel Dehesa 1957, Ing. Lorenzo Jiménez 1958-1960, Sergio Jiménez Benítez 1961-1963, Modesto Reyes Ramírez 1963, Valentín López González 1964-1966, Ing. Felipe Rivera Crespo 1967-1969, Crisóforo Ocampo 1970, Ramón Hernández Navarro 1970-1973, Lic. David Jiménez González 1974-1976, Lic. Porfirio Flores Ayala 1976-1979, Lic. José Castillo Pombo 1979-1982, Ing. Sergio Figueroa Campos 1982-1985, Lic. Juan Salgado Brito 1985-1988, Eloísa Guadarrama 1988, Julio Mitre Goraieb 1988-1990, Sergio Estada Cajigal 1990-1991, Óscar Luis Flores Ruiz 1991-1994, Alfonso Sandoval Camuñas 1994-1997”.
Hasta aquí el relato de Valentín, de ahí en adelante siguió la era panista y los dos últimos priístas.
El bello edificio hoy se lo disputan su propietario el H. Ayuntamiento y el Gobierno del Estado, que se quiere quedar con él. La verdad, los cuernavacenses nos merecemos un verdadero museo. ¿No Cree Usted?

lavinleon@gmail.com
Twitter: @teolavin


Por fin un buen recuento de los presidentes municipales de Cuernavaca. Gracias por la excelente nota. Soy el cronista municipal de Amacuzac y pariente por el apellido Mazari con Carlos Lavín quien fue gobernador de Morelos y de quien he compartido fotos, en mi página Crónicas de Amacuzac las cuales son fotos de familia. Además de estas fotos hay otras, de personas importantes como Manuel Aranda Melgar que también fue mi pariente por el lado materno y a quien he estado documentando, por haber sido presidente de Amacuzac y de Cuernavaca. Tengo un par de fotos de dos personas que también parecen ser importantes sin embargo no logro establecer si tuvieron algo que ver en la historia de Morelos. La primera tiene escrito Juan Alarcón y está fechada en Cuernavaca en 1907, la otra es una foto de Pedro M. Alarcón y está fechada el 1 de enero de 1922. Me pregunto si Juan Alarcón es el que mencionas en tu nota y si Pedro Manuel Alarcón es hijo de aquel que fuera gobernador del estado.

Teodoro, Carlos ya me conoce estoy en el consejo de Crónica de Cuernavaca.

Ojalá y pudieras orientarme.

Atentamente

Luis.