Siguenos en
    

El depurado padrón del PAN

Después del proceso electoral del año pasado, se ha desatado la lucha por el control del Partido Acción Nacional, el partido que fue derrotado y desplazado del poder.
Llama la atención la depuración del padrón de militantes del PAN que puso en marcha el Comité Ejecutivo Nacional y su presidente Gustavo Madero, ya que los resultados de ese proceso muestran que el partido sólo cuenta con menos de la mitad de sus miembros activos y adherentes, lo cual debe ser un motivo más de desánimo para los panistas.
¿Por qué insistir en depurar el padrón nacional justo después de la derrota electoral? ¿Era necesario correr el riesgo de acumular otra calamidad, cuando no existe ninguna disposición legal que obligue al partido a implementar tal acción?
Cuando uno tiene éxito, poder y dinero, es muy fácil contar con una extensa lista de amistades. Pero si uno se empeña en verificar la lista de amigos en épocas aciagas, justo cuando se acumulan fracasos, se carece de poder y de empleo, se corre el riesgo de que los resultados sean funestos. Porque no sólo comprobaremos que estamos solos, sino que el sentimiento de abandono debilitará aún más nuestra precaria autoconfianza. El factor psicológico en épocas difíciles casi siempre juega en contra. Me parece que las cifras adversas que el PAN obtuvo como resultado de la revisión de su padrón han significado un golpe devastador. Porque no sólo perdieron el poder, sino que fueron relegados a un tercer sitio nacional. Eso en una democracia consolidada no es sólo una derrota, sino una debacle de dimensiones mayúsculas. Y a eso hay que agregar la muestra pública de un padrón de militantes venido a menos. ¿Cuál era la urgencia y la razón de fondo para exhibir de esa manera una militancia pulverizada?  
Quizá debieron revisar el padrón de manera parcial y por regiones, empezando por aquellas zonas en donde habrá elecciones en el presente año, y completar el proceso antes de las elecciones intermedias del año 2015. Y ahora ¿qué harán los panistas con estos resultados? ¿Están seguros que no tendrán problemas para demostrar que cumplen con el número de militantes que exige la ley para conservar el registro?
Más que depurar el padrón de militantes, el PAN debió iniciar un proceso de revisión profunda  sobre las causas que provocaron la derrota, y creo que los panistas han aplazado esa revisión de fondo. Una  de las cosas sobre las que deberían reflexionar, por ejemplo,  es por qué no encabezaron ellos en el año 2000 el gran Pacto por México para empezar a desmontar las estructuras clientelares, de corrupción,  cacicazgos, monopolios y poderes fácticos que alentó el PRI, y que con el paso del tiempo se colocaron por encima del  Estado. ¿Por qué no lo hicieron? Tenían el respaldo de la sociedad y toda la legitimidad para hacerlo. Seguramente dirán que no era posible abrir todos los frentes al mismo tiempo, pero Vicente Fox no tocó a ninguno de los poderes, intereses o cacicazgos que era necesario debilitar. Los dejó intactos a todos. Tuvieron que pasar 12 años para impulsar  las reformas necesarias para democratizar al país.
Es cierto que el PAN no es un partido de masas, pero el fin último de todos los partidos políticos es obtener el poder y conservarlo,  y eso sólo es posible a través de la capacidad de movilización que se logre desplegar. Por ello creo que los panistas no deberían descartar retomar la lectura de Robert Michels cuando en su obra clásica “Los Partidos Políticos” afirma que el instinto de sobrevivencia obliga a los grupos políticos aristocráticos a “descender de sus más elevados sitiales durante las elecciones, y a usufructuar de los mismos métodos democráticos y demagógicos empleados por la más joven, la más numerosa y la más inculta de nuestras clases sociales: el proletariado”. No es posible obtener el poder sólo con un grupo selecto de militantes, sino que deberán ser capaces de movilizar a las masas. ¿Con qué argumentos y causas ciudadanas lo harán?
El PAN tendrá que hacer su larga travesía del desierto para volver a articularse, demostrar que es portador de futuro, y que es una opción política seria. El tiempo dirá.

lolita_panorama@yahoo.com.