Siguenos en
    

El abuso de los partidos políticos

Sin duda alguna, el abuso de los partidos políticos en Morelos es bien grande. Mire usted, como ayer lo publicaba el Diario de Morelos, en estados mucho mayores en extensión con un Padrón Electoral y Lista Nominal, Guerrero tiene 2,309,598 ciudadanos en Lista Nominal, y Puebla, 3,752,422 ciudadanos en su Lista Nominal, mientras que Morelos tiene nada mas 1,311,365 ciudadanos en Lista Nominal; pero en Morelos se reparten 70 millones de pesos entre los partidos, mientras que en Puebla se distribuyen 50 millones, y en Guerrero, 59 millones.
El que tiene menos habitantes cuenta con más dinero, y el que tiene más habitantes recibe menos dinero, cosa que es ilógica y -desde luego- es un abuso que fue realizado y permitido en el régimen pasado, utilizándolo como moneda de cambio para pagar así el silencio de los partidos políticos. Por eso se robaron lo que quisieron y ahora ni quien los denuncie. Práctica política que los ciudadanos rechazamos y ya estamos cansados de esa impunidad que dizque atacan, pero a la vez cobijan.
Como podemos ver, la diferencia es terrible. Aquí, en Morelos, tenemos la mitad de ciudadanos y, sin embargo, se despachan con la cuchara grande los partidos políticos. A pesar de que no me gusta la comparación con la lista nominal, ya que es una lista que se da exclusivamente para una elección, y con el objeto de ser verdaderamente objetivo, con base en los padrones electorales en una fecha determinada, sacaremos cálculos para ver cuánto nos cuesta el voto a cada ciudadano, y nos daremos cuenta del abuso que los partidos llevan a cabo en Morelos como resultado de la compra de voluntades que fue la forma de actuar de la pasada administración, la que a base de dinero controló a los partidos y al Congreso, a pesar de que existieron todos los elementos para fincarle juicio político al Ejecutivo. De ahí que, a causa del negocio evidente en que se convirtió el Congreso, la ciudadanía votara en contra de priístas y panistas.
¿Por qué se da este abuso? Porque los partidos son juez y parte, y a pesar de que anuncian con bombo y platillo que se redujeron las prerrogativas, la verdad es que, al crecer el padrón electoral, éstas se incrementan de manera exponencial, y ellos calculan y determinan de manera mañosa las cantidades que quieren para sus propios partidos en el Congreso, ya que, como todos sabemos, los diputados no son representantes de los ciudadanos sino de los partidos políticos que los manejan.
Sí que tienen el remedio y el trapito, y de esa manera siguen estafando al pueblo de Morelos. Lástima que la autoridad electoral no sirva para nada más que como el tío Lolo, para hacerse… solo.
Cheque nada más este dato, para que vea claramente cómo abusan los partidos políticos en Morelos: En Guerrero, el padrón Electoral al día de ayer, 21 de enero, es de 2,532,000 ciudadanos; el de Puebla, al 21 de enero, es de 4,228,201 ciudadanos, y el de Morelos, a la misma fecha, es de 1,428 253 ciudadanos.
Si hacemos una simple operación matemática podemos concluir  que:
 En Guerrero se les da a los partidos políticos, como prerrogativa, 23.30 por ciudadano.
En Puebla, como prerrogativa por ciudadano, 11.83 pesos por cada uno.
En Morelos son 49.01 pesos, como prerrogativa por ciudadano.
Lo que quiere decir que los partidos políticos nos cuestan a los morelenses más del doble que en Guerrero y más que el cuádruple que a los ciudadanos de Puebla. Además, las leyes nos señalan:
PUEBLA
ARTÍCULO 45.- El régimen de financiamiento de los partidos políticos, tendrá las modalidades siguientes:
I.-Financiamiento Público, que prevalecerá sobre otros tipos de financiamiento.
II.-Financiamiento Privado, que no será mayor al cincuenta por ciento del financiamiento público.
ARTÍCULO 47.- Los partidos políticos tendrán derecho al financiamiento público, de conformidad a las disposiciones siguientes:
I.-El monto del financiamiento público para el sostenimiento de las actividades ordinarias de los partidos políticos será la cantidad que resulte de multiplicar el treinta y cinco por ciento del salario mínimo vigente en el Estado, por el número total de ciudadanos inscritos en el padrón electoral de la Entidad, con corte al treinta y uno de enero del año de la elección. Dicha cantidad se distribuirá y entregará trianualmente de la manera siguiente:
a)El cincuenta por ciento, en el mes de junio del año de la elección;
b)El veinticinco por ciento, en el mes de junio del año siguiente a la elección; y
c)El veinticinco por ciento restante, en el mes de junio del segundo año siguiente a la elección.
Cada una de las cantidades a que se refieren los incisos anteriores se otorgarán a los partidos políticos aplicándoles las reglas siguientes:
1)El treinta por ciento se otorgará a los partidos políticos nacionales en forma igualitaria; y
2)El setenta por ciento restante se otorgará a los partidos políticos según el porcentaje de la votación emitida que hubiesen obtenido en la elección de Diputados de Mayoría Relativa inmediata anterior.
II.-Para las actividades tendientes a la obtención del voto, cada partido político recibirá financiamiento público conforme a lo siguiente:  
En el año de la elección, a cada partido político se le otorgará un monto equivalente al financiamiento público que para el sostenimiento de sus actividades ordinarias permanentes le corresponda en ese año, otorgándose en forma adicional al resto de las prerrogativas;
III.-A fin de propiciar el acceso equitativo a los medios de comunicación social, se otorgará una cantidad adicional, que será el resultado de calcular un quince por ciento del monto del financiamiento público a que se refiere la fracción I de este artículo. Dicha cantidad se distribuirá trianualmente y en forma igualitaria entre los partidos políticos nacionales y estatales; y  
IV.-Los partidos políticos estatales que obtengan su registro, para participar en el año del proceso electoral, tendrán derecho al financiamiento público correspondiente al dos por ciento del monto total a repartir en el año de la elección. De la misma forma se procederá con los partidos políticos nacionales que por primera vez participen en las elecciones estatales.
El monto de las ministraciones a que se refiere el párrafo anterior será entregado en la parte proporcional que corresponda a la anualidad, a partir de la fecha en que surta efectos el registro.
 GUERRERO
I. El financiamiento público que, de acuerdo con las disponibilidades presupuestales, otorgue el Consejo General del Instituto, en un monto anual a los partidos políticos para la realización de sus actividades ordinarias permanentes, será el factor porcentual que resulte de multiplicar el número de ciudadanos empadronados en la entidad, conforme al último corte realizado por el Registro Federal de Electores a la fecha en que deba realizarse el cálculo correspondiente, por el 40% del salario mínimo diario vigente en la Capital del Estado;
II. El monto total que resulte conforme al inciso anterior, se asignará de la siguiente manera:
a) El 30% por igual a cada partido político;
b) El 70% restante, se asignará a cada partido político en proporción al número de votos obtenidos en la elección inmediata anterior local de Diputados, según el principio de mayoría relativa.
III.  Asimismo, los partidos políticos tendrán derecho al financiamiento público para sus actividades tendientes a la obtención del voto, en un monto equivalente a la cantidad que les corresponda a cada uno para sus actividades ordinarias en ese año. Esa cantidad será asignada en los términos siguientes:
a) El 50% por igual a cada partido político; y
b) El 50% restante, se asignará de acuerdo al número de votos obtenidos, en la elección inmediata anterior local de Diputados, según el principio de Mayoría Relativa.

MORELOS
artículo 54
a) El 10% de la cantidad total se distribuirá en forma igualitaria entre todos los partidos políticos registrados. El 40% de cantidad total se distribuirá para aquellos partidos que hayan obtenido más del 3.5% de la votación de diputados de mayoría relativa, el cual se distribuirá en forma igualitaria, y el 50% restante de la cantidad total se distribuirá en proporción a los votos que hubieren obtenido en la elección de diputados de mayoría relativa inmediata anterior, de la cual quedarán excluidos aquellos partidos que no hayan obtenido más del 3.5%.
Así se distribuyen los partidos políticos la lana que todos pagamos en impuestos, y luego no quieren que haya revolución. ¿No cree usted?

lavinleon@gmail.com
Twitter: @teolavin