Siguenos en
    

Deudor inhumano

Dado su presupuesto mucho más sustancioso que el del Gobierno Estatal, la alcaldía de Acapulco era como una gubernatura. Pero eso fue antes de que la estrategia fallida de Felipe Calderón contra el crimen organizado sumiera en condiciones históricamente inéditas de violencia, desempleo, cierre de negocios y apremios financieros al municipio con cabecera en la bahía de Santa Lucía. Quebrado al igual  que la mayoría de los 2,445 municipios de México, el alcalde acapulqueño Luis Walton Aburto pedirá a bancos y al gobierno de Ángel Aguirre Rivero un préstamo de 240 millones de pesos para pagar los aguinaldos a los trabajadores de la Comuna. Lo cual, advierte la burocracia del Ayuntamiento de Cuernavaca, está tardando en hacer Rogelio Sánchez Gatica. ¿Cuánto? Más o menos 96 millones, aparte los 32 millones de pesos de la segunda quincena de noviembre y la primera de diciembre que, si saldrán del ingreso del impuesto predial y el agua potable, sólo lo saben el edil sustituto y el tesorero. Mientras tanto, que se resigne la masa de acreedores a no cobrar. Inhumano el deudor, no paga ni a jubilados cuyas pensiones fueron aprobadas hace meses por la anterior Legislatura. Como para que siga comiéndose las uñas Jorge Morales… MORENA se asoma fuerte. El Movimiento de Regeneración Nacional será partido político. No podrá evitarlo la mafia en el poder; a despecho del IFE cumple los requisitos. Para los comicios intermedios de 2015, los quince millones de votos obtenidos por López Obrador en las elecciones presidenciales de 2006 y 2012 lo perfilan a la segunda fuerza electoral. Pasados del PRD a Morena los perredistas leales al Peje, el partido del sol azteca compartirá el segundo sitio o quizá caiga al tercero; e improbable la recuperación del PAN en el plazo inmediato, es ya uno de los partidos chiquitos cuya subsistencia seguirá dependiendo de las alianzas. Particularmente en Morelos, en este escenario claramente posible abundarán las deserciones de priistas, perredistas, panistas y de partidos pequeños en las próximas elecciones de diputados locales y federales así como de alcaldes. Las condiciones están dadas. Defeccionarán los perredistas que no consiguieron acomodo en el gobierno de Graco Ramírez, y veremos renuncias de priistas que pretendieron candidaturas a distintos puestos en las pasadas elecciones o que a partir de enero no tengan trabajo en las delegaciones federales del gobierno de Enrique Peña Nieto. Si en las de 1997 al PRD le fue de perlas haciéndose del mayor número de alcaldías y diputaciones que hasta entonces había conseguido, Morena contempla un panorama igual o parecido en 2015. Pero no será fácil que el movimiento lopezobradorista vuelto partido admita en sus filas a priistas, panistas y perredistas de corrientes adversas, rechazados por figuras de arriba, del medio y abajo que llevan ya dos sexenios al lado de López Obrador. Es, pues, la desbandada de perredistas de la corriente de Los Chuchos la que negó el actual presidente del PRD nacional, Jesús Zambrano, la semana anterior que Martí Batres confirmó su pase a Morena para la jugada de fondo en la que éste fue electo ayer mismo presidente del partido inminente… ME LEEN MAÑANA.

jmperezduran@hotmail.com


Y una pregunta señor periodista ¿cuántos votos de Morelos? se los dejan o se los quita, porque el que da y quita.....y si se los lleva se los restarán a los que ganaron o qué! que salgan los económistas o a los que les toque contar votos de cada partido porqué aquí ganaron las presidenciales con morena y el voto de confianza. Yo estoy en la lista de los que esperan ser candidatos legítimos de nuestra tierra natal con mi acta de nacimiento que es la única que de verdad debería funcionar para todos los trámites.