Siguenos en
    Redes Sociales

Deudas de siempre

La mayoría de los municipios del país están quebrados. Todos le echan la culpa a su anterior edil: que se robó tanto dinero, que dejó de pagar sueldos o que entregó obras a constructoras “fantasmas” que nunca las efectuaron, etc., pero nunca han sido acusados directamente por ninguna autoridad superior, –indicó Gurza, el analista.
-Dejo sobre la mesa las preguntas siguientes. ¿Quién es el responsable de esta situación: la Secretaría de Gobernación, que se encarga de la política interna del país; la Secretaría de Hacienda y Crédito Público; los gobiernos de los estados; los diputados locales; el Poder Judicial o los particulares que no dicen nada por no ser autoridad? –mencionó el maestro Linares.
–En estos casos, los gobiernos estatales, las cámaras de diputados y el Gobierno federal se lavan las manos y “aquí no pasó nada”, mientras la población sigue amolada; con fallas a la distribución del agua, la recolección de la basura, los continuos apagones en la ciudad por la deuda que tiene con la CFE, y todos los servicios de bacheo y seguridad, entre muchos otros faltantes –dijo Mary Salinas.
El periodista Salvador Rivera comentó que este era un problema muy complejo, ya que nadie le pide cuentas a nadie y todos los funcionarios se cuidan las espaldas para que los siguientes no los vayan a perjudicar, aunque estos tengan todas las pruebas que necesiten para fincarles responsabilidades. Por más que se hable de las sinvergüenzadas de las pasadas o presentes administraciones, sólo se anuncia que ya están en el extranjero y que no hay nadie que los acuse formalmente. En casi todos los casos, en lugar de enjuiciarlos, los premian con una diputación federal o con alguna senaduría. No pocas veces los convierten en secretarios de Estado o en gobernadores.
-Gobierno tras gobierno habla de la transparencia de las funciones y el presupuesto de los estados y municipios como solución final, pero nadie la respeta; no hay dependencia que obligue a los funcionarios a presentar una contabilidad real. Los gobiernos les piden a los diputados su anuencia para obtener préstamos particulares con cargo al erario, y aquellos, sin indagar o pedir cuentas de esos dineros, dan su visto bueno. A veces por ignorancia de la ley y otras por complicidad con los funcionarios que la exigen –explicó Linares.
-Entonces, ¿cuál es la solución viable y definitiva a esta situación?, porque ni modo que todos los problemas se vayan a resolver en la Suprema Corte de Justicia, que es la última instancia legal del país. Pienso que los gobernadores deben intervenir directamente, ya que si el Artículo 115 constitucional lo nombra “Municipio Libre”, también habla de la intervención del Gobierno estatal y de ahí a la cámara de diputados y finalmente a las procuradurías de justicia pertinentes –mencionó la panelista Salinas.
 -Aun sin ser licenciado en Derecho Constitucional, pienso que la solución está en fincar responsabilidades a los servidores públicos en cada caso, estén o no en funciones; que el gobierno de cada uno de los estados logre que se cumpla esa transparencia y, finalmente, que el Gobierno federal llegue a salvar a los municipios quebrados con el dinero que se recupere de los munícipes, gobernadores y pasando por todos los funcionarios de los tres poderes, hasta llegar a fincar responsabilidades a los ex presidentes de la República –finalizó el maestro.

rafaelbenabib@hotmail.com