Diario de Morelos
    Siguenos en
    Redes Sociales

Desmadre financiero

Los diputados le pintaron un violín. Quería doscientos millones de pesos pero sólo obtendrá cien millones. Apenas suficientes para que Rogelio Sánchez Gatica pague los aguinaldos a los trabajadores del Ayuntamiento. Pero si éstos deben cobrarlos mañana viernes, el banco deberá soltar los billetes rápidamente, Bancomer o Banorte, el que sea, que a final de cuentas será el único ganón. Si alcanza, el alcalde saliente pagará la segunda quincena de diciembre con el mismo crédito, o de las últimas recaudaciones por el predial y el agua potable, si las tiene en caja, y dejará las deudas de los proveedores a Jorge Morales. Cosa que se veía venir, tanto para el próximo presidente de Cuernavaca como de la mayoría de los municipios del interior. Contadas las excepciones, una es Temixco, donde Nereo Bandera pagó deudas de anteriores administraciones, no endeudó más, hizo un cochinito para los aguinaldos de los trabajadores de base y abrió una cuenta de banco con pagos del predial 2013. Escuálido, el prestamito de Cuernavaca no dio ni para el “maiceo” de diputados. O al menos eso se supone: un millón de pesos por cráneo lo habría reducido a setenta milloncejos. Cuestión de que la Auditoría Superior de Fiscalización vigile con  lupa el gasto del empréstito en la auditoría especial como fue condicionada la autorización de la droga decembrina. Pero si de acuerdo a la declaración “novedosa” de Jorge Messeguer Guillén, sobre que muchos más ayuntamientos enfrentan las mismas condiciones de crisis financiera, aparte de que el futurismo anticipado ubica al propio secretario de Gobierno como el presunto candidato de Graco Ramírez para la alcaldía 20015-2018, de lo que se trata es de que las finanzas del Gobierno Estatal tampoco están en jauja, pues de la administración panista de Marco Adame la perredista de Graco heredó un déficit de más de mil 500 millones de pesos. Sacadas las cuentas por la secretaria de Hacienda, Adriana Flores Garza, el descuaje financiero fue en el Instituto de Crédito, el Instituto de Educación Básica y la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, por lo menos, advertida por la propia funcionaria la necesidad del techo presupuestal que no existe para las plantas de tratamiento de aguas residuales que no están funcionando, pagos de obras públicas “innecesarias y de altos costos” y más de 700 vehículos de una flotilla de mil 500 que están descompuestos. Todo lo cual implicaría la contratación de un crédito para el Gobierno  Estatal y la aprobación del Congreso, en otro desencuentro del Ejecutivo con los diputados de oposición que ya empezó. Detectado en el paquete económico 2013 un déficit de tres mil millones de pesos, de los que precisamente mil quinientos millones corresponden a las deudas de la anterior administración, mientras el diputado priista José Manuel Agüero Tovar ve el problema como un faltante de 3 mil millones, el panista Javier Aguilar Bolaños resaltó que si regularmente los presupuestos se presentan con déficit cero y esta vez no ocurre así, es porque el Ejecutivo “pretende gastar más de lo que se tiene”. Del coordinador de la bancada perredista, ni hablar. El muchacho de Graco no se defiende ni a sí mismo… ME LEEN MAÑANA.