Siguenos en
    Redes Sociales

Conciencia Ciudadana

El pasado lunes recibí un correo electrónico con el membrete: Conciencia Ciudadana por México, en el que le pide a la población mexicana seguir ciertas reglas de civismo que antes todos los mexicanos cumplíamos, pero que las autoridades nos han hecho olvidar; entre ellas vienen unas acciones para cambio y compromiso: 1) No ofrezcas mordida ni luches contra la autoridad. Si tienen la razón, paga tu error; si no, peléala ante un Juez. 2) Conoce el reglamento y no te dejes sobornar. 3)  Cumple con la Ley y denuncia por cualquier medio a quien no la cumpla. 4) Cede el paso cuando te lo pidan. 5) Respeta los altos y los semáforos, así como el dar paso a un auto (uno X uno) y respeta al peatón y a ti mismo al no atravesarte a media calle. 6) No uses celular mientras conduces. 7)  Usa tu cinturón de seguridad. 8)  Sé solidario e intervén cuando alguien te pide ayuda. 9)  Sé amable y respeta el lugar de los otros en “la fila”. 10) Todo con base en el beneficio de los demás y en el tuyo propio. Este correo electrónico viene firmado por el maestro Leobardo, desde Monterrey.
-Ese decálogo me parece muy adecuado en estos días de cambio de gobierno y con motivo de la entrada del año nuevo. Pero creo que se le puede añadir algo, sin lo cual lo demás en inoperante… por ejemplo: 1) Defiende tu nacionalidad mexicana. 2) Exígeles a las autoridades que respeten y hagan que la población respete los Símbolos Patrios. 3) Conmina al director de la escuela y maestros de tus hijos a que les enseñen Historia de México, el significado de las fiestas patrias, el amor por el Lábaro Patrio y por el Himno Nacional Mexicano. 4) Durante los Días Patrios, adorna tu casa, negocio y auto con adornos tricolores, pendones alusivos y con banderas mexicanas. 5) No permitas que te cambien las fechas nacionales por días que sólo defienden los intereses de los grandes empresarios nacionales y extranjeros. 6) Obligar a las autoridades municipales y estatales a continuar, como en otros años, adornando las calles con pendones, banderas, luces tricolores, afiches y esfinges de las personalidades de la historia de México, vigilando que en todos los actos públicos esté siempre presente nuestro Lábaro Patrio. 7) Recomendarle a la población el que, si desea seguir teniendo una identidad nacional propia, se coloque una bandera mexicana a la puerta o sobre el techo de las casas, la que puede ondear durante todo el año. 8) Respeta el Himno Nacional en cualquier lugar donde lo escuches, ya sea en un acto oficial o en una competencia deportiva, y enséñales a tus hijos y amigos a que la respeten y hagan respetar. 9) Insiste ante las autoridades federales de la SEP para que las celebraciones mexicanas vuelvan a estar incluidas en el libro de Texto Gratuito y que todas las mañanas se toque el Himno dentro de las escuelas. 10) Obligar a los medios electrónicos a tocar el Himno Nacional al comenzar y al terminar la trasmisión cada mañana y cada noche.

Estos puntos se aprenden en el hogar, en la escuela, pero especialmente a través de las autoridades policiacas, enseñando y forzando al ciudadano a base recomendaciones, y luego, de coacción, a cumplirse cada una de las acciones en la vida cívica de la población, como les han enseñado a los taxistas a usar el cinturón de seguridad, a no hablar por celular mientras manejan. Antes, por temor a ser infraccionados, y ahora, por convencimiento. Así al ciudadano común, a quien se le multe por no atravesar la calle en las esquinas, por no aceptar el UNO X UNO con sus vehículos y, de igual forma, llamar la atención a quien no respete el Lábaro Patrio o no se ponga de pie al escuchar el Himno Nacional.

Una vez que los ciudadanos llevemos a cabo estos y muchos otros preceptos en la vida diaria, nos aceptaremos los unos a los otros, defenderemos nuestra mexicanidad y estaremos orgullosos de nuestra propia identidad. Sólo entonces tendremos la fuerza moral para lograr que los gobernantes cumplan con sus obligaciones y que los ciudadanos recobremos el respeto por nuestra Patria y por nosotros mismos.