Siguenos en
    Redes Sociales

Con la Reforma Laboral, la mesa está puesta, comienza el nuevo gobierno

En una carta que envió el ex dirigente del PRI, Humberto Moreria, a un diario de circulación nacional, demandó: “Espero que las mismas autoridades que a mí me investigaron, hagan lo mismo, exactamente lo mismo con Felipe Calderón”. El pasado 20 de noviembre, la Procuraduría General de la República informó que, después de una minuciosa investigación en México y en Estados Unidos, no contaba con pruebas que relacionen al también ex gobernador de Coahuila con la deuda contraída por ese estado, que asciende a más de 5 mil millones de pesos, obtenida a través de documentación falsa. Al actualizarse la causa de extinción del delito, se propuso el no ejercicio de la acción penal contra el priista que manifiesta en el documento estar muy enfadado contra la administración que ayer terminó su gestión, y pide se investigue a todos, no sólo al ex presidente Felipe Calderón, quien, asegura, fue el causante de la muerte y desaparición de más de 100 mil mexicanos, y adquirió una  deuda de cinco billones de pesos, equivalentes a 5 millones de millones, y  lo califica como “el presidente de la deuda, la pobreza y la marginación social”. Aunque la preocupación de Humberto Moreira por la millonaria deuda no tiene razón de ser, ya que se pagará en tan sólo 100 años. Y si a eso se le va sumando la deuda que dejará nuestro nuevo Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, y sus sucesores, ni los hijos, nietos o bisnietos de quienes forman parte de la actual fuerza laboral  lograrán ver a nuestro país sin deuda. Humberto Moreira remata así su misiva: “P.D. Demos gracias a Dios que ya se va el único presidente que supera a Victoriano Huerta, Felipe Calderón”. Esta noticia, las acusaciones de Edgar Valdés Villarreal, alias La Barbie, contra Genaro García Luna, titular de la Secretaría de Seguridad Pública Federal y otros integrantes de la misma, que ayer fueron desmentidas por el mismo secretario de Seguridad, quien asegura que las acusaciones en el sentido de que funcionarios de esa dependencia recibieron dinero del narco son “mentira” y forman parte de una estrategia de grupos criminales para desprestigiar a las instituciones y la espera de la toma de posesión de Enrique Peña Nieto como presidente de la República, fueron el foco de atención de la opinión pública, por ello se restó importancia al hecho de que en su penúltimo día como jefe del Ejecutivo Federal,  Felipe Calderón firmó el Decreto que reforma la Ley Federal del Trabajo que abre la posibilidad de convenir “relaciones de trabajo” a prueba. A pesar de la inconformidad de millones de mexicanos, los legisladores aprobaron reformas a más de 300 artículos de la Ley que, con el pretexto de flexibilizar el mercado laboral, introdujeron el convenio del pago por horas de trabajo o por horas de prestaciones, que en un país del tercer mundo como México, no serán bien remuneradas como en Estados Unidos. En la residencia oficial de Los Pinos, ante políticos y empresarios (nótese que los trabajadores no tuvieron ni voz ni voto, por eso no hubo alguien en su representación), Felipe Calderón presumió que durante su sexenio se crearon 2 millones 240 mil empleos, pero se le olvidó aceptar que falló, porque al autonombrarse “presidente del empleo” prometió la creación de un millón de empleos al año, o sea seis millones de empleos. El sector empresarial celebró la entrada en vigor de la Reforma Laboral porque, dicen, envía una señal a los inversionistas de que en México se hacen cambios estructurales para mejorar las condiciones de las empresas y los trabajadores. Estos últimos no piensan lo mismo porque quedaron desprotegidos; los sindicatos no hicieron algo por evitar esta Ley que sólo favorece a los empresarios; y el PRD, como siempre, sólo provocó alboroto y ahora sus dirigentes dicen estar dispuestos a firmar un Pacto con el PRI y el PAN, despúes del cual los pobres no tendrán quien diga que los defiende, aunque en realidad nunca lo han hecho. Felipe Calderón aseguró que con la Reforma Laboral deja las bases de estabilidad, solidez y crecimiento para el gobierno de Enrique Peña Nieto, y vaya que crecerá el gobierno y sus gobernantes, porque para celebrar que el Ejecutivo Federal está encabezado por un empresario gasero, el precio del kilogramo de gas será de 11.93 pesos, y en el Distrito Federal de 12.86 pesos, durante diciembre. ¿Cuántas horas tendrá que trabajar una persona para pagar un tanque de sólo 20 kilos? Felipe Calderón ya no responderá a esta pregunta. Estará ocupado en su nuevo trabajo en el Programa Angelopoulos de Líderes Públicos Globales en la Escuela de Gobierno John F. Kennedy de la Universidad de Harvard, donde seguramente le pagarán muy bien por hora de trabajo.

helenacardenas@hotmail.com