Siguenos en
    Redes Sociales

CARTA ABIERTA A: Guillermo Castillo Caballero. Director General de CAPUFE.

Los empresarios de Morelos prestadores de servicios turísticos, manifestaron  público beneplácito  por el incremento de visitantes que llegaron a los distintos espacios  atractivos  del Estado, como consecuencia  de la suspensión del cobro en las casetas de peaje de la Entidad, en razón de los ciclones que azotaron nuestro País.
Por  la disposición presidencial,    la Dependencia a su cargo  tuvo que acatarla, independientemente del  auxilio a quienes resultaron afectados por los meteoros, mismos que  prohijaron que  las personas  no dañadas  y con algunas posibilidades,  salieran a  buscar descanso  y esparcimiento.
El gusto duró  poco, pues nuevamente CAPUFE,   como es costumbre,  aplicó  las cuotas en tramos carreteros que atraviesan Morelos y cuyas casetas se han multiplicado como  hongos,   aplicando tarifas exorbitantes en pequeños tramos.  
Baste  referir  por su ubicación la gran cantidad de casetas de peaje que resultan pesada  carga  para los lugareños, a  quienes no nos  queda  de otra más que pagar  o transitar  por otras arterias con los riesgos y   peripecias correspondientes,  pues sus 2  casetas de Tres Marías, Tepoztlán, Casasano, Emiliano Zapata, Aeropuerto, Xochitepec, las 2 de Alpuyeca  y Jantetelco, como exprimen a la ubre poblacional. No se vale.
Si CAPUFE tiene su Delegación en Morelos y la mayor cantidad de sus empleados y trabajadores  aquí viven ¿Por qué no son generosos  con los lugareños del Estado mediante  medidas especiales como  se aplican para los vecinos de Xochitepec?
¡Qué bueno que para el Tecnológico de Monterrey en su Campus de Xochitepec no haya  ninguna  caseta de peaje en su acceso!  Pero… ¿Por qué  a ellos sí y al resto de los habitantes de Morelos no?
¿Será  porque para CAPUFE los del Tecnológico son élite y el resto de los morelenses somos de segunda,   tercera o peor?
Teniendo tanto patrimonio en todo el País y  cuyo eje central insistimos,   es Morelos, bien vale la pena echarle una revisada a tal asunto ¿O no,   Señor Director?

¡Hasta mañana que será un día más..!