Siguenos en
    Redes Sociales

Atril Dominical: – Morelenses y la factura de Barack Obama…

Con el reciente anuncio del gobierno de Estados Unidos (aumentar a 40 mil la cifra de agentes federales fronterizos, añadir más kilómetros al muro de la ignominia y reforzar la vigilancia en la línea separatista de México con equipos de alta tecnología que incluyen helicópteros, radares, sensores infrarrojos y aviones no tripulados  conocidos como “drones”), el panorama económico para los gobiernos federal y estatales de México se complica, y muy feo. Tal aviso cayó la semana pasada como cubetazo de agua fría, tanto así, que el gobierno de Peña Nieto tardó días en reaccionar, de forma por demás tímida. Tal es el cobro del gobierno de Barack Obama por legalizar a 11 millones de indocumentados en su país, de los cuales al menos el 40 por ciento son mexicanos; entre ellos, claro, varios miles de morelenses. Encima, los senadores gringos están dispuestos a secundar a Obama en su iniciativa y aprobarle la friolera de entre 40 mil y 50 mil millones de dólares para impedir el paso no sólo de mexicanos, también de centro y sudamericanos. Un duro revés a las economías de esas regiones. No hay que olvidarlo: las remesas de los paisanos constituyen el segundo ingreso de divisas a México, después de las que llegan por la venta de petróleo. Anunciada la factura estadounidense en el inicio del verano, nos dejó fríos; congeló el ánimo vacacionista.
 
ALGUNOS ANTECEDENTES
De 2000 a un 2010, según datos de Migración, casi 50 mil morelenses se fueron a vivir a Estados Unidos. Esto significa 30 de cada mil nativos, mientras el promedio nacional es de 16 de cada por mil, en una relación de casi el doble de la media nacional. Entre otros estados que expulsan mano de obra están Querétaro, Guanajuato, Zacatecas, Guerrero y Oaxaca. Es el dato más reciente que se pudo obtener, pero ilustra la masa de morelenses que se han auto desplazado en pos del “american way of life”. Es decir, en los primeros 10 años del siglo XXI, uno de los mayores “productos de exportación” de Morelos era (y sigue siendo) el de la mano de obra barata. La situación no ha variado una pizca, habida cuenta la degradación del nivel de vida en estas tierras y pese a las ofensivas de los “rangers” texanos contra miles de inmigrantes que todavía se aventuran por esos lares de hambre, sed, calor, frío y peligros de los desiertos mexicano-estadounidenses.
No se trata de denigrar a los paisanos que optan por marcharse. Al contrario: subrayar que la carencia de empleo, la  violencia creciente, la inseguridad galopante y el abandono reiterado del campo los empuja a poner pies en polvorosa, así dejen atrás familia, parentela y amigos.  Ejemplos hay a pasto de auténticas tragedias en las familias por la ausencia de los padres y las madres. Dicho sea al vuelo, pero no con menos gravedad: en lugar de generar empleos, los sucesivos gobiernos crean direcciones de “atención al migrante”. Ocurre lo mismo con las dependencias o comisiones de propósitos similares que no resuelven el problema; sólo le ponen un “curita” a las condiciones de peligro que encaran los morelenses y mexicanos en general que deciden jugarse el todo por el todo. Si bien les va, los que logran pasar y consiguen empleo son regularmente explotados y el “sueño americano” les es trocado en “pesadilla gringa”.
Los riesgos del viaje son de sobra conocidos. Muchos se quedan en el camino y, si no hay quien reporte su muerte, quedan en calidad de desaparecidos. A propósito del endurecimiento del bloqueo que está por iniciarse, a resultas del anuncio del presidente estadounidense, rescatamos del archivo atrilero la siguiente lista de morelenses que no lograron cristalizar el “sueño americano”, entre 2011 y 2012:
Rosibel Alejandra Aranda Demesa, nativa de Tepoztlán, 39 años. Lugar donde fue vista  por última vez: Altar, Sonora, con destino a Phoenix, Arizona. Pascual Sánchez Acalco, 20 años, oriundo de Axochiapan. Fue visto por última vez en el  pueblo de Pesquería, municipio de San Miguel de Horcasitas, Sonora. Servando Germán Carreón Herrera, 57 años, nacido en Cuautla. Lo vieron por última vez en  Houston, Texas, y viajó a Carolina del Norte. Horacio Emizel Martínez García, 32 años, del merito  Cuernavaca. Sitio donde fue visto por última vez: Ojinaga. José Mujica Octaviano, 60 años, y también de Cuernavaca. Fue visto por última vez en Chicago, Illinois. Eufrosina Bravo Ramírez, nacida el 10 de diciembre de 1916 en Zacatepec. Lugar donde fue vista por última vez: Stockton, California. Herlinda Zagal Reyes. Dejó de tener contacto con su familia desde hace siete  años. Su último domicilio fue en Los Ángeles, California.
La lista de la desgracia crece día a día, soslayada la solución de fondo de generar empleos y sacar del abandono a comunidades indígenas y campesinas para que la emigración sea la última opción de tanta gente y no la primera e inevitable.

EL CASO TAMAYO ARIAS
¿Qué ha sucedido con Édgar Tamayo Arias? Hasta abril de este 2013 no se había revocado la sentencia de muerte contra este morelense. A la fecha, las exigencias de organismos de derechos humanos, dentro y fuera de México, se mantienen sobre la ilegalidad de su proceso. Recuérdese: es el joven de Miacatlán que salió de su pueblo a los 17 años y a los 27 (en 1994) fue sentenciado a muerte por inyección letal. Se le acusó de asesinar a un policía en un juicio cargado de irregularidades. La versión de la fiscalía del condado de Polk, en Livingston, Texas, fue que Tamayo Arias disparó a la cabeza del policía que lo arrestó, pero la defensa del acusado alegó que no pudo haber acometido tal acción porque estaba esposado y con las manos inmovilizadas a la espalda. El delito inicial por la detención fue el robo, pero el caso es que la increíble agresión al agente texano ha tenido a Tamayo en la antesala de la muerte durante largos 19 años. En 2008 pidió apoyo al Gobierno de Morelos, la Dirección de Atención a Migrantes recibió incluso a la abogada del miacatlense, Laura Tansey; la titular de la defensa reunió testimonios y comprobantes de la conducta de Édgar en su pueblo natal, pero la sentencia no fue conmutada. La última noticia que se ha tenido de Édgar fue que en julio de 2011 todavía estaba en la lista de los 58 mexicanos que esperaban ejecuciones mortales en los estados de California, Arizona, Nuevo México, Nevada y Texas, entre otros. El mexicano Humberto Leal fue ejecutado en julio de 2011 y, al parecer, la situación del morelense no ha variado.

APOYO DESDE EL GABACHO
Como mencionamos al principio, la ayuda que se les pueda proporcionar a los paisanos mediante direcciones, comisiones o programas como “bienvenido paisano” resultan “mejoralitos” frente a la afección crónica degenerativa que afecta al sector de la población que debe marcharse a buscar el pan y las condiciones de bienestar que en su patria no se les ofrecen. No se hable de desintegración familiar. Hijas e hijos dejados con la madre o con tíos y abuelos suelen ser la carne de cañón del narcomenudeo, tratantes de personas y delincuentes de toda laya. Historias tristes y trágicas hay, sin menor asomo de duda, en 7 de cada 10 hogares morelenses. No existe ciudadano que no tenga una historia relacionada con familiares en Estados Unidos, y son escasas las excepciones de “casos de triunfo”: la del tamalero exitoso que la hizo en Nueva York, la del Rey del Taco en Los Ángeles o del diseñador de modas en San Francisco son agujas en el pajar. Las condiciones de vida de los mexicanos en Estados Unidos no serán mejores que en México, pero a muchos les resulta preferible arriesgar afuera que padecer en su tierra la violencia y la falta de oportunidades.
Ante la falta de alternativas y las agresiones de que son prueba casos como el de Édgar Tamayo, los paisanos se han organizado. Sean los gobiernos republicanos o demócratas, la realidad es que mexicanos, cubanos, jamaiquinos, portorriqueños, entre otras minorías que forman una auténtica nación de latinoamericanos en Estados Unidos, son víctimas de una variopinta gama de agresiones que van desde la discriminación racial y explotación laboral hasta excesos de la justicia, delitos fabricados o mal juzgados. De las comunidades latinas  mejor organizadas en Estados Unidos destacan Tilzapotla, en Chicago; la de Axochiapan en Minnesota,  y la de zapotecas (Oaxaca) en Nueva York. La comunidad de Tilzapotla en la Ciudad de los Vientos tiene centro de atención y toda una infraestructura que colabora en la defensa de sus integrantes y en mejorar su calidad de vida. Pero son una minoría: otros 200 mil morelenses están dispersos en la Unión Americana a  la buena de Dios y a la buena disposición que tengan connacionales de la patria chica morelense que se apresten a respaldar a los paisanos recién llegados. La lista de otras comunidades es pequeña. Citamos algunas: en Dallas, Texas, están “Los Vaqueros de Amayuca”;  la “Indianápolis Asociación Mexicana de Morelenses de Indiana”, en Las Vegas; el  “Club de Amigos del Parque Zapata”, con Oliver Wenceslao Navarrete Hernández como presidente; en Los  Ángeles, California, al frente del “Club Morelense” está  Ricardo Muñoz; el “Saint Paul Club Morelos”, de Minnesota, y la Oficina de Atención a Morelenses ahí mismo, bajo la dirigencia de Ernesto Reyes; el “Salt Lake City Chinelos: Orgullo Folklórico Morelense”, dirigido por Yazmín Álvarez;  el “San Diego Club Unión”, de Margarito Vergara Tablas; en Santa Anna, California, “Santa Anna Caleros Unidos en el Extranjero”, de  Francisco  Provisor;  en Seattle, “Coatlenses en Acción”, de  Juan Franco López, y en Seattle Renton, el “Cuautla Sister City”, de  Ted Rodríguez.
Todos ellas son agrupaciones oficialmente constituidas por americano-morelenses que dignifican el trabajo de sus integrantes y, por supuesto, apoyan  a las familias que se quedan en los pueblos de Morelos.
Y al final, con la factura que va a cobrar Barack Obama por legalizar a 11 de millones de indocumentados, ¿qué les puede esperar a millones de mexicanos sino seguir intentando irse al gabacho? Una pregunta como para reflexionar  durante el veraniego asueto… ME LEEN MAÑANA.

jmperezduran@hotmail.com


Sencillamente terrible la situacion de nuestro pobre Mexico..

Sencillamente terrible la situacion de nuestro pobre Mexico..

Para mis dos lectores Marco y Felipe: No Coment! Yo Gobernadora Universal del estado de Morelos. bióloga Angelina Alvarez Moysen