Siguenos en
    Redes Sociales

Atril: Capella: a rajarse a su tierra

Le preguntó el colega Justino Miranda al comisionado de seguridad de Morelos en la nota que publicó “El Universal” el 9 de este mes: “¿Esos intereses todavía están incrustados en el gobierno?”. Y el entrevistado soltó: “¡Claro! Tan cuestionado como el tema de unos diputados relacionados con el crimen organizado (y) de algún senador que apoya a policías que nosotros tenemos en listas negras como corruptos o relacionados con el crimen organizado, o que vienen a pedir que les demos la atención cuando cometen algún ilícito”. Así que en su comparecencia ante el Congreso Estatal el comisionado Jesús Alberto Capella no podrá “rajarse”. Los diputados le exigirán nombres. Que a cuál de sus compañeros se refirió (citado, por cierto, el petista Alfonso Miranda Gallegos por la Fiscalía General para ayer a fin de que coadyuve en la investigación del asesinato del abogado Alejando Exiquio Rodas cuyo cuerpo fue decapitado, descuartizado y abandonado en un auto el 1 de mayo en la autopista México-Acapulco). Y a cuál de los tres diputados por Morelos insinuó vinculados con delincuentes: los perredistas Fidel Demédesis Hidalgo y Rabindranath Salazar o la priista Lizbeth Hernández Lecona. Propuesto por el panista Javier Bolaños Aguilar y aprobado “con carácter de urgente y obvia resolución”, el punto de acuerdo es para que el propio jefe policíaco del mando unificado se apersone en el recinto parlamentario y explique por qué dijo lo que dijo. Leyó “el travieso” Bolaños: “En apenas 50 palabras el comisionado de Seguridad Pública de Morelos produce tres afirmaciones que obligan a una explicación”. Sin embargo ello sucederá sólo si Capella “atiende” la invitación de los diputados porque para eso le dé “facilidades” su jefe inmediato, el secretario de gobierno Jorge Messeguer. Y si va le quedará el recurso de la “información clasificada de seguridad” con respecto a la “lista negras” que afirma tener sobre “corruptos o relacionados con el crimen organizado”. Pero todo esto para que al final no pase nada, o cuando mucho el exhorto de fondo de que el señor Capella procure contener su incontinencia verbal… DE  AHORA en adelante el bloque de magistrados opuestos a Nadia Luz Lara Chávez la podrá tildar de “usurpadora”. O de “chicanera” porque le faltaba un voto y ella y sus afines habilitaron como magistrada supernumeraria a Guillermina Jiménez Serafín para sumar nueve de dieciocho votos y pudiera ser ratificada como presidenta del Tribunal Superior de Justicia. Mas como en estos casos los supernumerarios tienen voz pero no voto, una cosa es que los contrarios a la Nadia pueden emprender acciones legales para echar abajo la tal ratificación y otra que de veras lo hagan. O sean los nueve asumidos como justicieros que por decisión colectiva no asistieron al pleno de la tarde de anteayer: Carmen Cuevas López, Andrés Hipólito Prieto, Carlos Iván Arenas, Miguel Ángel Falcón Vega, Bertha Rendón Montealegre, Juan Emilio Elizalde y Manuel Díaz Carvajal así como los magistrados supernumerarios Norberto Calderón Ocampo y Leticia Taboada. Mientras tanto, ya cargan con el sambenito de chicaneros las cómplices de la “usurpadora”: Valentín González García, Ángel Garduño González, Ezequiel Honorato Valdez, Rocío Bahena Ortiz, Rubén Jasso Díaz, Elda Flores León, María Idalia Franco, Nadia Luz Lara Chávez y Guillermina Jiménez. Qué “bonito” tribunal!, la mitad por lo menos, porque si así son de “éticos” imaginémoslos  impartiendo “justicia”…  ME LEEN EL DOMINGO.