Siguenos en
    

Adriana Mújica Murias

Originaria del Distrito Federal, Adriana Mújica nació el 19 de junio de 1958. Ahí cursó primaria, secundaria y el bachillerato en la C.C.H. En 1975 teniendo sólo 17 años, molesta porque quiso ser piloto pero por ser mujer sólo podía ser azafata,  se convirtió en una mujer convencida de la importancia de ser feminista siendo ella la primera en México que promovió un congreso con motivo del Año Internacional de la Mujer, donde logró que comenzaran a respetarse los derechos, la igualdad de género y la defensa de la mujer. En 1977, en el Instituto Latinoamericano de la Comunicación Educativa perteneciente a la UNESCO en la capital del País, terminó la carrera y en 1979 trabajó en Información y Relaciones Públicas en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, integrándose al periodismo en 1981 en la revista Respuesta y en un programa de Radio ABC y en el canal 13 de televisión, dependiente de RTC, llamado Respuestas, donde trabajaba con los periodistas Joaquín López Doriga y Pedro Ferris de Con, hasta que llegaron órdenes de Gobernación para despedirlos a todos, al haberse disgustado la señora del Presidente López Portillo.
En 1992 escribió su primer artículo de opinión sobre el aborto, en la página editorial del periódico El Universal Morelos, el cual causó gran conmoción entre la mayoría de sus lectores. “¿Por qué insistes en que sea en esa página, si casi sólo la leen los hombres?” le preguntó el jefe de redacción. ¡Pues precisamente para eso!, contestó. Desde siempre, Adriana dice que esa ha sido su línea y su compromiso de vida.
Su padre fue don Emilio Mújica Montoya, quien fuera Director de la Escuela de Economía de la UNAM y después fundador de la facultad de la misma carrera; secretario de Comunicaciones y Transportes en el sexenio de López Portillo y uno de los más nombrados posibles sucesores para la presidencia; cuando Rubén Figueroa mencionó que él era el elegido. Don Emilio, doctor en Economía falleció en 2011.
Menciona que su conciencia y compromiso es con Morelos, Cuernavaca y sus hijos, porque aquí es donde les consiguió su lugar para vivir. En 1987 entró a trabajar en Cuernavaca a CAPUFE y en el periódico ABC de Morelos, donde no la aceptaban por su calidad de mujer, como entonces se estilaba. Cuando el periódico dejó de publicarse, se metió al Instituto de Cultura bajo la dirección del doctor Ricardo Guerra. Su jefe directo era el escritor y poeta Luis Francisco Acosta en la época de oro del recién formado Instituto de Cultura, en el área de prensa, haciendo los boletines, las fotografías, carteleras y las programaciones.
Hoy en día trabaja como Directora General del Instituto de la Mujer. Por una parte en la atención directa a la población femenina, para la difusión de la perspectiva de Género: paridad, inclusión de las mujeres en una cantidad semejante a los hombres en todas las actividades de la vida. Atención jurídica y apoyo psicológico y la otra a la capacitación de los servidores públicos, canalizando la problemática de la mujer a las diferentes dependencias de gobierno para que reconozcan sus responsabilidades de acuerdo a la ley. Por ejemplo: violaciones, abusos familiares, discriminación, acoso sexual dentro de su trabajo,  rechazo a mujeres embarazadas o de pensamiento liberal y otras agresiones, las cuales deben de ser atendidas por la PGJ, la CDEH, cumpliendo con la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia para el Estado de Morelos, publicada en el Periódico Oficial del 5 de diciembre de 2007. Ardua defensora del Derecho de Vivir, el 26 de noviembre organizaron en el Instituto un foro sobre “Alerta de Género, de políticas públicas, conciencia, de mujeres violentadas. Acabar con la mentalidad machista de que la mujer es un objeto: de uso, desuso y deshecho”. La metieron a la cárcel por su lucha en defensa del Casino de la Selva y un gran dolor le causó el artero asesinato de Julio César Romero, prometido de su hija Daniela, a manos de los delincuentes que ultimaron a Juan Francisco, hijo del poeta y activista Javier Sicilia.  “Fue tal la desesperación de mi hija, que en 20 años de vivir en esta ciudad, me pidió que nos fuéramos a otra parte. Le dije que lo pensara pero que contaba conmigo. Ella decidió quedarse por amor a Cuernavaca".  
Ha impartido clases del 2004 al 2008 en la Preparatoria Cetec, con un taller de lectura y redacción, historia universal contemporánea, historia de México y de Morelos. Fue diputada suplente, y desde el mes de abril, hasta el 13 de julio de 2012 fue diputada en funciones. Sub directora en atención a niños y adolescentes de la calle. Cuando el programa ya estaba caminando, fue cambiada al programa de “liberadas y prostitución”, ex internas del Cereso del Estado, entre muchas otras posiciones oficiales, casi siempre en defensa de la mujer.
Adriana Mújica Murias, es integrante de la Red por la Paz y la Justicia que dirige Javier Sicilia; fue coordinadora del Comité contra el Feminicidio en Morelos y sigue siendo una defensora de la equidad de género, de la salud sexual y reproductiva de la mujer y su acceso a una vida libre de violencia, además de ser una dama encantadora es dueña de una plática es de lo más interesante. Es una mujer que no se ha separado de sus principios de izquierda, siguiendo las tradiciones culturales de su familia, y lleva en su corazón y en su quehacer cotidiano la entrega y el amor hacia sus semejantes, siendo una digna y respetable mujer morelense.