Diario de Morelos
    Siguenos en
    Redes Sociales

Abogados desacreditados  

“Pon un gato frente a un abogado, si el gato se enfurece es que el abogado es una rata y es el abogado que te conviene”. Clásico el chascarrillo, la advertencia de que “entre abogados te veas” también tilda de corruptos a los litigantes. Pero el sambenito que ahora cargan los profesionales del llamado foro morelense no es una broma: sienten que el Gobernador Graco Ramírez los ha desacreditado. Coordinador de la bancada priista del Congreso estatal, el diputado Isaac Pimentel Rivas aseguró que Graco les dijo que sólo los tres de la terna para procurador de justicia y el ahora delegado PGR, Marcelino Vázquez Huitrón, aprobaron el examen de control y confianza. O sea, que los quince o poco más que reprobaron la prueba del polígrafo en las instalaciones del Cisen son mentirosos, y por lo tanto sospechosos de “transas” ante sus clientes. Están descalificados, no son gente de fiar. Esto significa el tache que les fue puesto la tarde del martes en la reunión maratónica del mandatario con los coordinadores parlamentarios realizada en la Casa Morelos para develarles los nombres de la terna. Desaseado el proceso, largo y a trompicones, la lectura es que los aspirantes que no protesten es porque callando otorgan y se han puesto el saco de deshonestos, se pasan de “institucionales” o simplemente no quieren problemas con el poder. Pero no todos se aguantan. Insinuado Ricardo Rosas Pérez como “el bueno”, José Luis Urióstegui Salgado tuiteó: “Ricardo Rosas se reeligió dos veces como presidente del Tribunal de justicia y fue separado del cargo por decisión de la Suprema Corte de la Nación. Corrupción, tráfico de influencias, apoyo a incondicionales, marcaron el período de Ricardo Rosas al frente del Poder Judicial. Es inelegible”. Significativa la reacción de Urióstegui, lo es porque además de presidente de la Barra de Abogados y procurador de justicia en la administración panista de Sergio Estrada Cajigal, para las pasadas elecciones fue el candidato a la alcaldía citadina del mismo partido de Graco, el PRD. Descartados los pretendientes al cargo de fiscal estatal por la acusación de que no superaron el detector de mentiras, tampoco podrán ser “consolados” con otros puestos. Las subprocuradurías regionales, las direcciones de Averiguaciones Previas, Control de Procesos, Visitaduría Interna, etc., etc., quedaron fuera  de sus ambiciones. Y si en efecto Nora Rebeca Romero Velázquez y  Elizabeth Lázaro Torres no son  elegibles porque tengan menos de 35 años que es la edad mínima legal para ser procurador (a), entonces sólo queda Ricardo Rosas y la integración de la terna habrá sido una “jugada” de párvulos, no obstante que el presunto procurador ya esté pensionado o salvo un desenlace “sorpresivo” dada la proveniencia de la primera y el perfil bajito de la segunda, respectivamente, de la Secretaría de Seguridad Pública y de una modesta agencia del Ministerio Público. Anunciado el “humo blanco” para el miércoles cuando los diputados sesionen  la “elección”, la pasarela de la terna para que expongan sus programas de trabajo será igualmente de trámite... Pero tal si antes no hacen nada los aspirantes ya no sólo frustrados, también política y técnicamente reprobados… ME LEEN MAÑANA.

jmperezduran@hotmail.com