Siguenos en
    

¿Se acabarán los jubilados VIP?

Dicen que el Congreso del Estado canceló la posibilidad de que mediante argucias administrativas, tráfico de influencias, compadrazgos o por el pago de facturas políticas, funcionarios del Gobierno del Estado accedan a jubilaciones doradas, con pensiones exorbitantes inmerecidas, y que además son una ofensa para los trabajadores de base.
¿Por qué no revisan las de todos aquellos que están robando al erario con jubilaciones que no se merecían? Ya que les faltan años para tener al menos la mínima.
La nueva Ley del Servicio Civil, que fue impulsada por la priísta Rosalina Mazari Espín, básicamente estableció candados al acceso de los altos funcionarios gubernamentales a jubilaciones ofensivas para la clase trabajadora.
Así mismo, en la Comisión del Trabajo, Previsión y Seguridad Social del Congreso razonaron que en las últimas fechas se había presentado una práctica recurrente de parte de un cerrado círculo de servidores públicos, que al alcanzar la edad para la cesantía o el tiempo necesario para solicitar su jubilación, ya sea por favoritismos, tráfico de influencias o el pago de favores políticos, lograban que se les designara por breves periodos en la recta final de su vida laboral como titulares de áreas con sueldos que nunca recibieron durante toda su trayectoria, para solicitar así su jubilación con base en ese último sueldo y alcanzar una pensión exorbitante.
La propuesta fija un tope máximo para el cálculo del monto de las pensiones de hasta 600 salarios mínimos mensuales, equivalentes al sueldo que recibe un empleado con la categoría de Director General, de 35 mil 448 pesos; estableció una excepción para aquellos funcionarios que sí puedan demostrar que su salario de los últimos cinco años fue superior a ese monto, para que puedan acceder a pensiones y jubilaciones justas a su desempeño como burócratas de alto nivel.
“Las pensiones exorbitantes no corresponden ni ética ni moralmente a su trayectoria laboral, lo que agrava la fragilidad y viabilidad de las pensiones de una gran mayoría que reciben mínimas pensiones y que no les alcanza para vivir... Que quien tenga el derecho a una pensión con un ingreso económico de un alto cargo en la administración pública la reciba, pero que lo demuestre en los hechos y en el derecho”, cosa en la que todos estamos totalmente de acuerdo, si lograran demostrar que están mal dadas las pensiones de muchos de los ex funcionarios, como el ex Procurador, sería maravilloso. ¿No cree usted?
En la última sesión de su primer periodo ordinario, la 52 Legislatura aprobó la creación de la Ley Estatal de Apoyo a Jefas de Familia para dotar al Estado de las herramientas jurídicas que le permitan otorgar apoyo y asistencia a las jefas de familia en Morelos mediante la implementación de políticas públicas y programas que les garanticen beneficios que sean necesarios para mejorar su calidad de vida y la de sus familias.
Cosa con la que todo mundo está de acuerdo, lástima que lo hagan violando  el reglamento del Congreso, que dice que la última sesión será solemne y no tendrá más que un punto del orden del día.
La nueva ley establece las acciones y políticas públicas que cada una de las dependencias del gobierno estatal deberá realizar a fin de garantizar el acceso de las jefas de familia a sus programas de beneficio social, como la atención médica y psicológica gratuita en caso de no contar con el servicio de seguridad social de alguna institución.

En lo que se refiere al concepto de las mujeres que se encuentran en esta condición por múltiples factores, estableciendo que Jefas de Familia son las mujeres que, independientemente de su estado civil, tengan bajo su responsabilidad la manutención de sus hijos menores de edad, o que siendo mayores, sean incapaces o continúen estudiando hasta los 25 años, sin ningún otro apoyo económico; y también aquellas mujeres que tengan la misma responsabilidad con descendientes, aun cuando no sean sus hijos, o personas cuya condición física o mental les impida realizar alguna actividad económica.

En el momento de su publicación y entrada en vigor, posibilitará a las mujeres de este sector social recibir educación básica obligatoria, becas educativas que permitan iniciar o continuar estudios, así como ocupar espacios laborales en el sector público, recibir capacitación para el autoempleo y orientación para conciliar actividades laborales y la vida familiar.
Les facilitará acceder a programas de asistencia social y recibir el apoyo económico que se establezca en el Presupuesto de Egresos, recibir asesoría técnica y financiamiento para llevar a cabo los proyectos productivos que propongan, así como orientación, asesoría jurídica y asistencia necesaria para gestionar los apoyos y servicios derivados de los programas públicos; se podrán obtener para sus beneficiarios acceso de manera preferencial a los apoyos y servicios de atención médica y psicológica, recibir educación básica, servicio de guarderías y el acceso a becas educativas.
 Estas acciones y el diseño de los programas de apoyo en beneficio de las jefas de familia estarán a cargo de la Secretaría de Desarrollo Social, que coordinará de manera transversal a la Secretaría de Salud, los Servicios de Salud, el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia y las Secretarías de Educación y Economía; así como los Institutos de Educación para Adultos, el de Capacitación para el Trabajo y el Instituto de la Mujer.
Lo que parece que está muy bien, ahora lo difícil será quién lo vigilará, porque las instancias de gobierno no son muy confiables. ¿No cree usted?


el burro hablando de orejas, por que no dices nada de tu pension de 60 mil pesos teodoro, eso si es una groseria y lo peor es que no contento con robarle al iee, le robas al ayuntamiento de cuernavaca, comentiendo un delito, no puedes ser tan cinico.