Siguenos en
    Redes Sociales

Y niegan negociación del voto

Diputados del PRI rechazaron haber negociado su voto a cambio de plazas en el Congreso, como acusó la perredista Lucía Meza Guzmán; en tanto, advirtieron que no permitirán que Humberto Segura Guerrero sea removido de la presidencia, porque no hay motivos para ello.
Manuel Agüero dijo que es lamentable que se pretenda poner sobre la mesa la permanencia de Segura Guerrero en la presidencia del Congreso, por la controversia que se presentó durante la votación del dictamen del decreto que autorizaba al Ejecutivo sustituir el escudo.
Subrayó que, a pesar de que la bancada del PRD argumentó que el presidente actuó de forma ilegal, al dar cómo válida la votación en contra, saben que no les asiste la razón y, en consecuencia, tomaron revancha con la acusación de la negociación de las plazas.
El voto del PRI estaba decidido desde hace tres semanas, y los espacios no fueron el motivo, dijo Agüero y agregó que las plazas para el personal de confianza de los diputados es algo que no sólo el tricolor está exigiendo, sino todos los grupos parlamentarios.
Por su parte, el coordinador del grupo, Isaac Pimentel Rivas, dijo que las irregularidades en la conducción de la sesión se han presentado en distintos momentos, por lo que consideró innecesario someter a discusión la permanencia de Segura Guerrero al frente de la Mesa y, en todo caso, aseveró que la bancada defenderá la posición a como dé lugar.
Humberto Segura reconoció las fallas en su desempeño, pero también consideró que no es un elemento de peso para que el PRD pretenda destituirlo.


COMENTARIOS