Siguenos en
    Redes Sociales

Viven en zonas de riesgo

CUERNAVACA, MORELOS.- A pesar de vivir entre taludes de tierra, y en una de las denominadas zonas de riesgos, habitantes de las Minas Dos, Tres y Cinco de Cuernavaca, dicen no temer ante la posibilidad de un derrumbe ante la temporada de lluvias, incluso señalan que hasta el momento solo ha habido desprendimiento de arena en algunas bardas.
En un recorrido realizado por Diario de Morelos, este repotero gráfico constató que al menos cuatro familias que habitan en la prolongación de Lido Mancilla en la Mina Tres, temen porque hace unos meses un árbol de huamúchil que nació en lo alto del talud se ha estado desprendiendo de su base y puede caer encima de unas casas.
“Si este árbol se viene abajo caerá sobre mi casa y lo peor es la tierra y piedras que traerá con el” comenta María Dolores, quien asegura que ya  ha acudido personal de la Dirección de Protección Civil y ellos le prometieron turnar su caso a la dependencia municipal encargada de desramar árboles, pero hasta ahora sigue siendo una amenaza.
Asimismo, relataron que en tiempos de lluvias es cuando más arena y piedras caen por el desgajamiento de las minas.
Incluso, mencionaron que en algunas paredes de la mina fluye agua que podría debilitar las piedras, pero aún con esto, las personas que ahí habitan no temen ante un posible desgajamiento de los taludes, pues aseguran que nunca ha sucedido algo grave.
A pesar de que personal de Protección Civil ha notificado a varias familias en zona de riesgo a dejar sus casas, estas no abandonan sus hogares por temor a peder su patrimonio, el cual han construído con sacrificio y esfuerzo durante varios años, por lo que prefieren vivir al borde del precipicio.


COMENTARIOS