Siguenos en
    

Viene un reglamento para ferias en Cuernavaca

Convivencia. Aspectos de la feria de San Antón, una de las más representativas de la capital. Autoridades buscan meter orden en la organización de estos eventos para evitar conflictos entre los pobladores

Cuernavaca, MORELOS.- Para evitar la proliferación de los llamados “virreyes” de los poblados de Cuernavaca, que ven en las festividades religiosas un negocio, la regidora de Protección Ambiental del Ayuntamiento capitalino, Dulce María Arias Ataide, pidió reglamentar las ferias patronales.
Así se pronunció, después de que la semana pasada, el ayudante municipal de Tlaltenango, José Daniel Vázquez Hernández, protagonizó un escándalo, al reclamar al síndico municipal que estuviera pidiendo su destitución, situación que molestó a la mayoría de los integrantes del cabildo.
Incluso, esa situación también provocó posiciones encontradas, pues el regidor Juan Manuel Sandoval Vital, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), realizó una defensa a ultranza del llamado Virrey de Tlaltenango; mientras que la regidora Tania Valentina Rodríguez Ruiz, sólo fue unos minutos al cabildo para defender a Vázquez Hernández.
Por su parte, el resto de los concejales y el propio alcalde Jorge Morales Barud, se pronunciaron porque el procedimiento administrativo que se ha iniciado en contra del ayudante de tlaltenango, determine si es responsable o no, para proceder en consecuencia.
Por lo anterior, la regidora Arias Ataide señaló que es necesario trabajar sobre la reglamentación de las ferias, para evitar que los ayudantes municipales incurran en excesos, pero también para detener conflictos entre habitantes de un mismo poblado, como está sucediendo en Tlaltenango.
Consideró que las festividades religiosas son aprovechadas por algunas personas, por lo que el Ayuntamiento debe intervenir para definir que es la única instancia que está facultada para hacer cobros y obtener beneficios que serían destinados a obras y servicios en favor de la ciudadanía.
Cabe recordar que el ayudante municipal de Tlaltenango señaló que en la Feria del año pasado, se obtuvo un millón cien mil pesos de ganancias; pero que sólo cien mil pesos fueron utilidades, pero ningún peso ingresó a las arcas municipales, lo cual ha levantado sospechas entre concejales de que haya un mal manejo en los recursos.


COMENTARIOS