Siguenos en
    

Video: De milagro no salieron heridos

Una mujer caminaba junto con un niño, cuando ven acercarse a toda velocidad un automóvil e intentaron huir, en un instante el coche choca contra un vehículo estacionado el cual avienta contra  la mujer y el niño.

Aunque intentan escapar, no lo logran y por la fuerza del impacto, el auto estacionado les pasa literalmente por encima; se puede ver el horrible momento en que una de las llantas parece aplastar la cabeza del infante.

De milagro, tras el terrible impacto, el pequeño niño simplemente se pone de pie y camina hacia donde se encuentra la señora. Afortunadamente se reporta la salud de ambos como estable, pero... ¡Vaya susto!

COMENTARIOS