Siguenos en
    

Ven colapso ambiental por basura

El regidor Rigoberto Lorence López manifestó que se avecina una crisis ambiental por lo caro que está costando la recolección, tratamiento y disposición final de la basura a cargo de las 9 empresas concesionarias, al establecer lo que ya había adelantado DDM desde el pasado viernes, de que la comuna sólo cuenta con 11 millones de pesos disponibles para ese servicio.


Acorde con la cuenta pública del mes de mayo, para el tema de la basura, el ayuntamiento presupuestó 36 millones de pesos, de los cuales sólo restan 11, cantidad equivalente a lo que se paga mensualmente a quienes recogen los desechos en Cuernavaca.
“Yo creo que no tenemos que contratar a otras empresa ni regresar con PASA (Promotora Ambiental, SA); lo que tenemos que hacer es lograr que se pueda comercializar con la basura para obtener recursos y seguir pagando por el servicio”, dijo el concejal.
Sin embargo, las empresas encabezadas por Servicios Integrales de Recolección (Sirec), que se atribuye como propiedad de Juan Jaramillo Frikas, se le adelantaron al regidor petista, toda vez que además del pago que 11 millones de pesos que exigen al ayuntamiento, dichas concesionarias comercializan los productos reciclables como el PET o el cartón.
 El presidente de la asociación de empresas de reciclaje, Julián Cantún Kim, ha señalado que sólo por la venta del PET, las empresas que trabajan la basura para el municipio logran obtener hasta 100 mil pesos diarios, lo que mensualmente les reditúan 3 millones de pesos, sin contar las ganancias por cartón, aluminio y otros materiales reciclables.
Y es que, en días pasados, los regidores Roberto Yáñez, Miriam Mar Vázquez Rizo y Rigoberto Lorence conformaron una comisión para estudiar la posibilidad de comercializar la basura que se puede vender; sin embargo, otros regidores, como Marco Antonio Martínez, estiman que esa posibilidad sólo puede darse quitando la concesión Sirec.
También así se definió la concejal Hortencia Ortiz Bersañez, quien dijo que, luego del mal servicio y lo costoso que representa para la comuna, se debería negociar con PASA para que vuelva a ofrecer el servicio por el que cobraba 8 millones de pesos y no los 11 millones que se pagan actualmente.


Otro mas de los legados del PRI y MMG. Ya es hora de mandar a la burguer al PRI.

COMENTARIOS