Siguenos en
    

Unidad familiar objetivo de marcha de Obispo y PAN

Cuernavaca, MORELOS.- Con la petición de que todas las familias se unan a la cultura de la reconciliación y la paz y con la entonación del Himno a la Alegría concluyó la octava marcha por la familia que reunió a tres mil personas, aproximadamente.
Ayer, desde las 8:00 horas comenzaron a llegar grupos de gente a la glorieta del Niño Artillero, en Las Palmas. En punto de las 8:55 horas comenzó a avanzar el contingente por la avenida Morelos. A unos minutos de iniciada la movilización, elementos de la Policía de Tránsito reportaban una asistencia de dos mil personas que caminaban por una de las principales vías.
Vestidos de blanco, con lentes, gorras y sombreros para protegerse del intenso sol, y en mano, globos y rosas blancas, los participantes a cada paso lanzaban consignas a favor de la vida, de los niños, enrechazo a la violencia contra las mujeres y por la paz.
Al paso de los minutos, se sumaban más participantes y, de acuerdo a la autoridad de Tránsito, al llegar al zócalo el contingente superaba las tres mil personas, quienes apoyaban a la organización Coalición por la Familia y la Vida, por octava ocasión en este evento, el cual nació hace ocho años en Morelos, siendo gobernador Marco Antonio Adame Castillo, y quien instituyó que el primer domingo de marzo se celebrara el Día de la Familia.
Este año, se sumaron diversos grupos que también pidieron por la vida, los niños, las mujeres y la paz. Conforme avanzaba la marcha, los manifestantes lanzaban las consignas: “Se ve, se siente, Morelos está presente”, “¡Vida sí, aborto no!”, “Queremos la vida y ni un delito más”, “Si quieres la paz, defiende la vida” y “Familias unidas, jamás serán vencidas”.
En el zócalo hubo pronunciamientos, como el del estudiante Óscar Telumbre, quien destacó que el futuro de la humanidad está en las familias y esta base es más fuerte que todos los problemas que puedan existir.
Adriana Manzon aseguró que “desde nuestra familia se pueden cambiar las circunstancias de nuestro estado, unámonos al trabajo de nuestras autoridades, que esta marcha no sea una marcha más, sino que sea el inicio de una cultura de paz en Morelos. No tengamos miedo”.
Y agregó: “Una cultura de reconciliación y de paz es necesaria para nuestro estado, no podemos crear la paz con odio y resentimiento”.
En tanto, el Obispo de la Diócesis de Cuernavaca, Ramón Castro Castro, celebró la participación de los morelenses y pidió: “Seamos trabajadores de la paz y para lograrlo, debemos vencer al pecado en todas sus formas: egoismo, violencia, codicia, deseo de poder, dominación, intolerancia y odio”.
Monseñor aseguró la paz no es un sueño, no es un utopía, es posible. “El camino para la realización del bien común y la paz pasa ante  todo por el respeto a la vida humana. Los auténticos trabajadores por la paz son quienes defienden la vida, quien quiere la paz no puede tolerar atentados y delitos contra la vida, cualquiera que sea”.
Tras los mensajes, todos se tomaron de las manos y entonaron el Himno a la Alegría.

CELEBRACIÓN
 NACIONAL
Las actividades por la celebración del Día de la Familia se replicaron en diversos puntos del país, a través de marchas, caminas, conciertos y espectáculos como el “Touchdown tour”, que a través de juegos inflables interactivos los aficionados al fútbol americano prueban sus habilidades. Este evento que se presentó en el Distrito Federal y realiza su recorrido por otras ciudades.

COMENTARIOS