Siguenos en
    

Un Cuernavaca Market en Minnesota

Lo suyo. Laura Alarcón reparte periódico y atiende el supermercado.

Mineápolis, Minessota.- A solamente unos kilómetros del centro de Minneapolis, caminando por la avenida Central, justamente en el 4110 en el barrio de Columbia Heights, los morelenses visitantes se abrazan de la sorpresa al ver la fachada de un supermercado que luce en su marquesina el nombre de “Cuernavaca Market”, donde se venden artículos mexicanos: tortillas, salsas, frijoles y otros productos de Centroamérica.
Allí está presta a atender a la clientela latina la señora Laura Alarcón, morelense que ha echado raíces en esta ciudad desde hace 22 años, cuando decidió venir a probar suerte a la Unión Americana y no precisamente de “mojada”, como muchos pensarían.
Doña Laura fue ayudada a ingresar legalmente a ese país por un amigo norteamericano y la diosa fortuna le echó también la mano porque las autoridades norteamericanas en el estado de Minnesota le brindaron todo tipo de facilidades para iniciar su propia empresa.
Laura extraña su tierra; ella nació en la Rubén Jaramillo, pero tiene familia en Lomas de Cortes, y su señor padre fue en algún momento ayudante municipal en esa zona de Temixco que comprende también Villa de las Flores y La Nopalera, amigo entrañable del  ex presidente municipal Nereo Balderas.
Cuando se le inquirió acerca de un probable regreso a la tierra de la vio nacer, Laura respondió: “Sí, extraño mucho Cuernavaca, ahí crecí y viví durante 18 años, pero Minneapolis ahora es mi tierra, aquí vivo con mis dos hijos y mi esposo José Luis, creo que jamás me regresaría, aunque uno pone y Dios dispone”.
Laura se levanta a las cuatro de la mañana para repartir periódico en diferentes establecimientos, para después regresar al “Cuernavaca Market”. Lo difícil es la temporada invernal cuando la nieve llega a los 30 centímetros de alto, pero ni esa ni cualquier adversidad haría retornar a su patria a Laura Alarcón. Ella piensa que su cuerpo será sepultado en esa parte de los Estados Unidos de Norteamérica.


COMENTARIOS