Siguenos en
    Redes Sociales

Un 23 de noviembre, pero de...

1997  

En Rosario, Argentina, durante el Clásico Rosarino, el club de fútbol Rosario Central iba ganando 4 a 0  a sus archirivales Newell’s Old Boys, quienes, al ver su derrota casi definitiva, decidieron abandonar el partido antes del final. Este hecho es curioso en el futbol mundial, ya que el cotejo entre ambos es de los más pasionales. Por los Canallas dirigía  Miguel Ángel Russo; y por los Leprosos, Eduardo López.

COMENTARIOS