Siguenos en
    

Toma Yáñez atribuciones ‘ocurrentes’

Y, cuando todo pintaba para que la sesión transitara sin sobresaltos, las cosas no volvieron a cuadrarles a los diputados: después de que en el punto diez del orden del día, dedicado a la correspondencia, el presidente de la Mesa Directiva, Humberto Segura Guerrero, dio cuenta al Pleno de la decisión de la Comisión de Transporte de desechar “por improcedente” un punto de acuerdo aprobado en la sesión del 12 de septiembre.
El asunto, que pasó inadvertido para la mayoría, causó suspicacia al diputado del PRI Manuel Agüero Tovar, quien observó que una comisión no puede pasar por encima de la decisión del Pleno.
La intervención provocó el debate del día, que reveló errores de forma del proceso legislativo, unos legales como el hecho de que el Artículo 104 del Reglamento del Congreso faculte a las comisiones para desechar a placer las iniciativas que les sean turnadas por la Presidencia, aún sin consultar al diputado iniciador; y otros, porque “se me ocurrió”, como que el presidente de la Comisión del Transporte haya “dictaminado” algo que nunca se le pidió.
El 12 de septiembre, cuando Marco Adame Castillo todavía era gobernador, el Congreso lo exhortó para que se retractara del aumento a la tarifa del transporte y enviara el estudio técnico que motivó el alza. En un segundo artículo de este último acuerdo, se instruyó a la Comisión que preside el diputado socialdemócrata Roberto Yáñez a dar seguimiento y analizar un mecanismo de participación ciudadana en la definición de la tarifa, no más; sin embargo, de todo eso, Yáñez sólo tuvo claro que si Adame ya no es gobernador en noviembre, no tenía sentido “exhortarlo”.
Aceptado el exceso de atribuciones y alertados por los albazos que pueden sufrir desde las comisiones, los legisladores acordaron revisar el Artículo 104 y modificarlo más adelante; en tanto, Humberto Segura, en su calidad de presidente, decidió “retirar” el asunto de la correspondencia; nadie supo cómo, pero lo hizo.
Salvado el lapsus por la correspondencia que “no llegó”; en asuntos generales, siguieron las muestras de desconocimiento cuando el presidente de la Mesa Directiva le permitió al perredista David Martínez Martínez presentar un punto de acuerdo que no fue incluido en el orden del día, y a pesar de que, otra vez, Agüero Tovar le hizo ver el error, se fue por la libre y turnó el punto a comisiones.
Antes de concluir la sesión, los panistas mostraron su interés por exhibir a los dos diputados del PRI que se retiraron de la sesión, y solicitaron un pase de lista para “verificar el quórum”, a pesar de que en el salón había 24 legisladores presentes.


COMENTARIOS