Siguenos en
    

Tomás Boy: Un ‘Jefe’ miedoso

"No quiero meterme en estos líos, porque estoy peleando el descenso y cualquier cosa que diga en contra va a repercutir.” Tomás Boy,  DT del Atlas
"No quiero meterme en estos líos, porque estoy peleando el descenso y cualquier cosa que diga en contra va a repercutir.” Tomás Boy, DT del Atlas

Guadalajara.- El técnico del Atlas, Tomás Boy, volvió ayer a exponer su preocupación respecto a los árbitros del futbol mexicano, al decir que no habla de ellos por temor a repercusiones, situación que ha vivido, y por eso “siempre tengo temor del arbitraje”.
El estratega de 60 años ofreció conferencia de prensa en la que exhibió su miedo a una decisión arbitral que perjudique su labor con Atlas, equipo que lucha por mantenerse en la Primera División del futbol mexicano.
“No quiero meterme en estos líos, porque estoy peleando el descenso y cualquier cosa que diga en contra va a repercutir en los malos arbitrajes”, dijo el estratega de Zorros.
Agregó que “uno no puede hablar de eso porque hay repercusiones, me ha tocado, lo he vivido, tengo muchos años de entrenador y sé lo que puede suceder si hablo de este tema”.
Luego de tres jornadas desarrolladas en el Torneo Clausura 2013, el cuadro rojinegro es último en la tabla de porcentajes, la del descenso, con apenas un punto de diferencia con Querétaro, que es penúltimo.
La noche del 27 de enero de 2012, luego del empate sin goles entre Morelia y Monterrey, Boy acudió a la conferencia de prensa como entrenador de Monarcas para expresarse del trabajo del árbitro Erim Ramírez, quien al minuto 58 expulsó al morelense Jaime Lozano.
“Realmente lamentable, miserable el arbitraje de este hombre, no sé cómo puede ser árbitro, ya lo había dicho una vez y lo vuelvo a repetir”, declaró aquella ocasión.
Cuatro días después, el “Jefe” afirmó que “el arbitraje es vengativo, eso me lo ha demostrado la historia. El tema se acaba hoy para mí con ellos. Espero su venganza, la verdad, espero la venganza en un partido importante, y sigo preparando mi equipo con 10 hombres”.
Casi un año ha pasado y el estratega volvió a tocar el tema, pues lamentó que “siempre tengo temor del arbitraje, todo el tiempo, porque nunca me ha tocado dirigir un equipo grande. (Ese temor) lo tenía en los otros equipos que dirigí y también aquí (con Atlas)”, dijo Boy, quien está mentalizado en salvar a los rojinegros a como dé lugar.


COMENTARIOS