Siguenos en
    

Todos son el Tricolor

Entre porras y el “Cielito lindo”, aficionados morelenses festejaron la primera victoria de la Selección azteca en el Mundial de Futbol Brasil 2014. Armados con matracas, trompetas y la Bandera nacional, y enfundados en su camiseta tricolor, llegaron desde temprana hora por un sitio frente a la pantalla que fue instalada en la Plaza de Armas Emiliano Zapata Salazar.
Unos confiaban en la Selección y otros no tanto, pero, finalmente todos aplaudieron y chiflaron al escuchar el silbatazo inicial del árbitro, quien minutos después se llevó la rechifla y “cortes de manga” al anular dos goles de los verdes.
En el segundo tiempo “El Hermoso” Peralta anotó y ese no fue anulado; el festejo superó a los dos anteriores. Hombres, mujeres, niños, incluso los que sólo pasaban por la plaza, pegaron el grito de gol que sólo en un Mundial se da; ese grito que esperó cuatro años, pero que desencadenó el júbilo que ondeó las banderas, hizo crujir las matracas y terminó en abrazos entre los morelenses. Así inició la fiesta mexicana por el Mundial de Brasil.

COMENTARIOS