Siguenos en
    Redes Sociales

Texas no perdona 9:32, hora fatal

Hunstville, Texas.- El morelense Édgar Tamayo Arias fue ejecutado por inyección letal en la Unidad Carcelaria de Walls, en Huntsville, Texas.
El departamento de justicia del Departamento de Texas informó que Édgar fue declarado muerto a las 21:32 horas de ayer. Explicó que el proceso inició a las 21:03 horas y fue completado a las 21:26 horas.
La pena capital se cumplió luego de que el mexicano fue sentenciado a muerte por la Corte de Distrito del Condado de Harris, Texas, el 17 de septiembre de 2013, acusado del homicidio del policía Guy P. Gaddis, en 1994.
Quince minutos antes que iniciara el protocolo de ejecución, el cual estaba programado a las 18:00 horas, la defensoría del mexicano, representada por Sandra L. Babcock y Maurie Levin, interpuso ante la Corte Suprema de Estados Unidos un recurso de apelación para que revisara vicios como la falta de atención consular que tuvo al momento de su detención en el proceso que lo llevó a la condena en sólo ocho meses.
Sin embargo, tres horas después la Corte Suprema rechazó revisar el caso de Tamayo Arias. La situación indignó a la defensoría, la cual lamentó que el estado texano que representa el gobernador republicano Rick Perry no acató el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), el cual lo obligaba revisar el caso de 50 reos condenados a muerte, entre ellos el de Édgar Tamayo.
“Texas ha demostrado una vez más su total desprecio por el imperio de la ley y los compromisos de los tratados de los Estados Unidos (…) Este caso no sólo se trataba de un ciudadano mexicano condenado a muerte en Texas. La ejecución del señor Tamayo viola los compromisos del tratado por los Estados Unidos”, refirió la defensoría del mexicano.
Horas previas a su ejecución, Édgar se dijo “tranquilo y resignado”, y que “estaba listo para irse, que 20 años (en la cárcel) ya era mucho”, según la versión del vocero del Departamento de Justicia Criminal de Texas, Jason Clark.


COMENTARIOS