Siguenos en
    

Temen que se repita catástrofe

Tras el arrastre de lodo en la calle del Hueso, y el derribo de dos bardas en la Comisión Federal de Electricidad (CFE), en el poblado de Chamilpa, una vecina comentó que desde hace 15 años no se veía algo similiar y culpó a las autoridades por otorgar permisos para construcciones, las cuales, dijo, desgajan el cerro.


Durante un recorrido por la calle del Hueso, la señora Ana Lizardi dijo que hace más de una década que no pasaba esto. “Recuerdo que antes de 1980, la barda de la casa, que está al lado de la CFE, se desbordó”.
Mencionó que en aquel tiempo ella vivió una catástrofe, pues quedó atrapada en el segundo piso de su casa y sus vecinos la ayudaron para que estuviera a salvo. En esa ocasión, le tocó ver que la tierra cubrió algunos muebles.
“En ese tiempo, los autos parecían de papel, los Volkswagen eran arrastrados por la corriente en las calles empinadas y, al día siguiente, los dueños de éstos tuvieron que solicitar grúas para sacarlos del lodo”, expresó Lizardi.
La ciudadana culpó a las autoridades municipales por otorgar concesiones a las constructoras y argumentó que las empresas escarban en temporada de lluvias, para realizar los cimientos de las viviendas, lo cual, indicó, causa que el agua se mine y provoque las inundaciones. “El agua busca un cauce natural y es por ahí a donde se va a las casas”.
Precisó que ante las afectaciones que dejó la tromba, espera que no pase otra catástrofe en los próximos días, pues la gente teme por sus vidas.


COMENTARIOS