Siguenos en
    

Sobrevuelan los campos de Morelos

Jojutla, MORELOS.- “El viento nos da la bienvenida con suavidad, el Sol nos ha acariciado con sus cálidas manos, hemos volado tan bien y tan alto que Dios se une a nuestra alegría y nos devuelve a los adorables brazos de la Madre Tierra”, reza la oración que se ofrece al final de un vuelo en globo aerostático.
Amanecía, los primeros rayos del sol se reflejaban sobre el lago cuando en la Arena Teques comenzaban los preparativos para iniciar el viaje.


Poco antes de las 7 de la mañana, inició el paseo por las alturas, por el despejado cielo morelense. Dicen los expertos que el clima de Morelos es ideal para practicar este deporte, considerado extremo, pero que se vuelve relajante al admirar el paisaje y disfrutar la sensación de flotar en el aire.
El vuelo transcurre sin incidentes, debido a que las primeras horas son las mejores pues no existen corrientes fuertes de aire que impidan el paseo. Al viajar en globo no tienes un destino fijo, el viento te guía y sólo se busca el sitio más adecuado para descender.
Después de 35 minutos es momento de bajar, de poner los pies en la tierra. Al salir de la canastilla, con  capacidad para 5 o 6 personas, se lleva cabo un ritual: una oración y un brindis. De acuerdo a la creencia, los inventores del globo ofrecían vino en los sitios en que aterrizaban como muestra de paz y así evitaban ser atacados.
A partir de hoy, los fines  de semana de primavera se podrá disfrutar del paseo en globo aerostático en Tequesquitengo. Para vivir la experiencia se deberá reservar a través de la página de internet www.morelostravel.com en donde aparecen detalles sobre los costos y horarios de este paseo.


COMENTARIOS