Siguenos en
    

Seguirán por ‘ley’ cuotas escolares en Morelos

CUERNAVACA, MORELOS. La reforma educativa que aprobó el Congreso de la Unión “sepulta” el intento que diputados de la pasada legislatura local hicieron para eliminar las cuotas escolares, porque otorgó a los directivos escolares la facultad de gestionar recursos adicionales para los planteles.
En diciembre de 2011, la Cámara de Diputados de Morelos aprobó la ley que erradica las cuotas escolares en los planteles del nivel básico (preescolar, primaria y secundaria).
La medida obliga al Gobierno del Estado a destinar a cada escuela el equivalente a 6 salarios mínimos (354.48 pesos) por cada alumno inscrito para el mantenimiento del inmueble, sin que la cooperación económica de los padres de familia sea obligatoria.
La norma debió entrar en vigor a partir del ciclo escolar 2012-2013, pero el presupuesto no fue etiquetado en los egresos del Ejecutivo, y los padres de familia volvieron a hacer la aportación económica “voluntaria”, ante la negativa de las autoridades de cumplir con lo ordenado por el Congreso.
Ahora, el pasado 19 de diciembre, el Senado aprobó la minuta de la reforma educativa que le turnó la Cámara de Diputados, y en ella, además de la evaluación universal para los maestros, se incluyó un apartado que otorga a los directivos la facultad de gestión.
El senador por Morelos Rabindranath Salazar dijo que la disposición legaliza las cuotas y aportaciones que se piden a los padres, y en automático, la norma federal convierte en “letra muerta” la norma local.
“Nosotros lamentamos que se haya incluido una disposición de esa naturaleza, porque incluso se contrapone con el artículo tercero constitucional, sobre la gratuidad de la educación, pero la mayoría de diputados y senadores le dio su voto a favor”, indicó.
En Morelos, la eliminación de las cuotas escolares fue bandera de varios diputados en la LI Legislatura, y del ex gobernador Marco Adame Castillo, que en diciembre de 2009 anunció el Programa para Combatir la Pobreza, que incluía 61 millones para mantenimiento de las escuelas del nivel básico, que exentarían a los padres de familia de pagar la cuota escolar.
Sin embargo, sólo la mitad de esos recursos fue entregada a las escuelas para el mantenimiento, y el resto fue invertido en obras, según la explicación de las autoridades educativas, y en 2011 y 2012 ya no hubo recursos etiquetados para eliminar las cuotas.
Tal irregularidad provocó que, en las escuelas, los directivos y asociaciones de padres de alumnos prolongaran la práctica.

"Se contrapone con el artículo tercero constitucional, sobre la gratuidad de la educación, pero la mayoría de diputados y senadores dio voto a favor."
Rabindranath Salazar, senador por Morelos

Congreso local había dado palo a cuotas
La reforma educativa también implica  evaluación obligatoria para los maestros.

  • 354 pesos debía aportar el gobierno por cada alumno.
  • 61 mdp debía aportar el Ejecutivo para las escuelas.

COMENTARIOS