Siguenos en
    Redes Sociales

Se toman el día, Jesús y Judas

CUERNAVACA, MORELOS.- Jesús y Judas Iscariote se tomaron el día libre y no acudieron ayer a los ensayos de la centenaria representación de la Pasión de Cristo en el poblado de Ocotepec.
Para cualquiera sería complicado hacer un ensayo sin el personaje central, quien se permite ausentarse con la confianza que le otorga que será el cuarto año consecutivo en que  personifica al Nazareno; pero el resto, casi 40 personas que actuarán en la Pasión y Muerte de Jesús,  hacen lo suyo para convencer a un exigente auditorio.
Desde temprano, los participantes de la representación fueron llegando al lugar  del ensayo. María arribó acompañada de otras mujeres que darán vida en el escenario a quienes estuvieron al lado de Jesús en los últimos momentos de su vida, entre ellas María Magdalena; pero ayer Jesús no estuvo con ellas, Judas “el traidor”, tampoco.
Sin embargo, los actores y actrices se toman su papel muy en serio; una muestra de ellos se refleja en la actitud de quien será Poncio Pilatos, quien llegó corriendo, pero de inmediato se asumió como aquél que rehuyó la culpa y entregó al hijo de María y José a sus victimarios; cuando no ensayaba, el Pilatos de Ocotepec se refugiaba en un rincón para memorizar su libreto, y Jesús no llegaba.
Mientras tanto, Herodes, que además es uno de los responsables de que la obra llegue a buen fin, hablaba de la importancia de que los ensayos se realicen conforme a lo planeado, el pueblo exige calidad y lo hace patente mediante el reconocimiento o el rechazo, por eso llevan tres meses de preparación.
Jesús no llegó al ensayo, y Judas tampoco; pero en su descargo, sus compañeros señalaron que los caracteriza el compromiso que tiene con la escenificación.


COMENTARIOS