Siguenos en
    

Salen vivos del Nemesio

Primer lugar de la tabla. Los Diablos Rojos salvaron su invicto, y siguen de líderes, con 17 unidades.

Toluca.- Las Águilas del América no sólo lucharon contra 11 diablos y una historia adversa en el Estadio Nemesio Diez, de paso enfrentaron decisiones arbitrales que terminaron por perjudicarlas, en el empate 1-1 ante Toluca.


Con un Toluca dueño de las acciones del encuentro, pero sin claridad en la zona de gol, América tuvo que superar una expulsión y un penal en contra para evitar una derrota más en este Apertura 2012.
La indisciplina volvió con las Águilas, luego de que Jesús Molina resultó expulsado al minuto 38, por una falta en media cancha. El contención se barrió sobre Antonio Ríos con los pies levantados. El árbitro Pañaloza observó la jugada a unos metros, y no dudó en mostrar el cartón rojo.
Aún así, las oportunidades no escasearon para América. Previamente a la expulsión, Daniel Montenegro tuvo un mano a mano al minuto 35 con Talavera, en el que el arquero salió triunfante, pero dejó el balón en el aire.
El “Rolfi” aprovechó para contrarrematar de cabeza, pero el balón pegó en el travesaño, para desilusión de los americanistas.
En el segundo tiempo, las Águilas lograron abrir el marcador con un gol de Rubens Sambueza, al minuto 67. El argentino condujo el esférico e intentó servir para Christian Benítez, pero éste se adelantó demasiado.
Alfredo Talavera se barrió para evitar la llegada de Benítez y, sin intención, devolvió el esférico a los pies de Sambueza, que simplemente fusiló, en el 1-0.
El empate no tardó en llegar, en una jugada bien decretada por el silbante. Juan Carlos Cacho peleaba la de gajos en el área americanista y se topó con Juan Carlos Medina y Aquivaldo Mosquera. Tras la artera falta (tachones al frente) por parte del colombiano, Cacho fue al suelo y Peñaloza marcó penal, al 69.
Carlos Gerardo Rodríguez se perfiló y cobró a la izquierda de Hugo González, quien adivinó el disparo, pero le fue imposible alcanzarlo, en el 1-1.
Mientras, en la cancha, las 10 Águilas restantes trataban de contener a unos Diablos que a toda costa buscaban un triunfo más en su paso invicto, pero éste nunca llegó, pese a un último cabezazo de Édgar Benítez en los minutos finales.


COMENTARIOS

<