Siguenos en
    Redes Sociales

Revalora bautismo

Reflexión. Destaca monseñor Ramón Castro la importancia de la ceebración bautismal.

Cuernavaca, Morelos.- El Obispo de la Diócesis de Cuernavaca, Ramón Castro Castro, en su homilía llamó a la reflexión en la fiesta del Bautismo de Cristo para seguir su camino verdadero de profundizar la misión de Dios para vivir con fe y
esperanza.
Durante sus tres años de vida pública, Cristo demostró su paciencia que tiene con nosotros, dijo el Obispo, quien señaló que en la actualidad la ciudadanía se está olvidando del verdadero significado del bautismo católico.
“Fuimos bautizados por tradición, por cuestiones sociales, hubo una fiesta, invitados y una gran emoción, pero no con la verdadera misión de Cristo, de extender su mensaje a todos los católicos”, expresó el jerarca.
Sin embargo, dijo que Dios tiene paciencia, espera que las personas despierten del sueño de la comodidad y el egoísmo. “Su bautismo, pone en evidencia que va a tener paciencia con todos nosotros, y nunca se va a cansar de tocar nuestro corazón”, agregó.
Castro Castro llamó a crear conciencia en la fiesta del bautismo de Cristo, y a profundizar en la misión que Dios puso en sus manos, con fe y esperanza para que sean luz y paz con todos sus
hermanos.
Reconoció que en la actualidad muchos de los católicos hacen lo contrario, apartan a Dios de un mundo que necesita de fe, paz y de humildad entre los seres
humanos.
El XII Obispo de Cuernavaca reiteró en la confianza que se debe tener para enfrentar la vida con humildad como la llevo a cabo Cristo durante su bautismo, y dejar de ser soberbios y orgullosos ante la vida.
“Despierten y vivan su misión que Dios ha puesto en sus manos, y que les ha dado dones que nadie más tiene para vivir el verdadero bautismo, con compromiso y decir soy parte de Cristo”, agregó el prelado.
Recordó que durante los tres años de vida pública de Cristo, ayudó a descubrir el valor de lo pequeño y de lo ordinario para vivir con amor y esmero, “Jesús nos da el ejemplo de la belleza que tiene la vida cuando se vive con amor y plenitud”, dijo.
Monseñor se pronunció por la lección de Jesús, de repercutir su mensaje de humildad, para terminar con la soberbia y el orgullo que muchas veces invade al ser humano, “amar y hacer con gusto las pequeñas cosas que tenemos que realizar, vivir con plenitud y con alegría, esa es la lección de Cristo”, dijo.
Finalmente, exhortó a los feligreses a que se autoevalúen con el mensaje de Dios durante la fiesta del Bautismo de Cristo; inicien la misión de predicación y lleven el anuncio de su reino a todos los ciudadanos.


COMENTARIOS