Siguenos en
    Redes Sociales

Recuperan el Centro; aflora la corrupción

CUERNAVACA, MORELOS.-  Ambulantaje enfrenta a comerciantes. “Hasta que se hizo justicia. Hoy (ayer), el Centro lució diferente, ya no tenemos ambulantes, al menos en las calles Guerrero y Arteaga”, dijo Patricia Hernández de la Rosa, comerciante de Plaza Lido, quien aseguró que el Ayuntamiento de Cuernavaca cumplió con recuperar el Centro de Cuernavaca.
Por otra parte, Mario Lara, líder de comerciantes de Plaza Lido, lamentó que la administración municipal encabezada por Jorge Morales Barud “cometa los mismos errores que las anteriores, al no poner una solución real al problema del comercio ambulante”.
Tras el crecimiento de este fenómeno en el primer cuadro de la ciudad, vendedores de las plazas Lido y Degollado protagonizaron una guerra de dimes y diretes, durante las últimas semanas.
El grupo encabezado por Mario Lara aseguró que ellos decidieron salir a las calles en protesta, porque el Ayuntamiento de Cuernavaca no hacía nada para impedir que los vendedores ambulantes se instalaran, principalmente en las calles Guerrero y Arteaga.
Pero ayer, elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) quitaron todos los puestos instalados en las vías antes mencionadas, para impedir que continuaran vendiendo sus productos.
“No se vale, en lugar de resolver el problema, permiten que aumente el ambulantaje, y eso afecta a muchos de quienes vivimos del comercio”, señaló Mario Lara, quien anunció que realizarán diversas acciones para exigir a las autoridades que les den una solución, y que tramitarán amparos.
En tanto, la comerciante Patricia Hernández de la Rosa calificó como justa y necesaria la intervención de la comuna. “Ya era justo: desde 1998, ninguna autoridad había hecho esto. Ahora, como pueden ver, se puede caminar por la banqueta, y la imagen del Centro cambió, lo que es benéfico para los visitantes”.
Aseguró que Mario Lara engañó a muchos comerciantes, a quienes les rentaba el espacio en las calles hasta en 5 mil pesos por semana. “Sabemos que fueron casi 120 puestos los que se instalaron. Eso es un abuso, porque Mario Lara tiene hasta 40 negocios dentro de la Plaza Lido y Degollado, y ahora pelea por espacios en la calle, cuando esto no es legal”.
Hernández de la Rosa y otros comerciantes establecidos dijeron que confían en que las autoridades mantengan los operativos.


COMENTARIOS