Siguenos en
    Redes Sociales

Recrudecen los feminicidios

La violencia en contra de las mujeres cobró la vida de 47,  más que en 2011 y 2010, lo cual dejó de manifiesto la falta  de prevención de las autoridades.
La violencia en contra de las mujeres cobró la vida de 47, más que en 2011 y 2010, lo cual dejó de manifiesto la falta de prevención de las autoridades.

Cuernavaca, Morelos.-  Cuarenta y siete feminicidios se suscitaron durante este año, uno más que en 2011, y 13 más que en 2010, sin que las autoridades hicieran algo al respecto para evitar el recrudecimiento de la violencia en contra de las mujeres.
Al respecto, representantes de diversos sectores, como el presidente de la Barra de Abogados del Estado de Morelos, Felipe Jasso Escobar, mencionó: “El aumento de los feminicidios es a causa de que ninguna autoridad ha tenido la atención directa de ocuparse de los casos y de prevenir la violencia contra las mujeres; además de que las personas encargadas de investigar tampoco han dado resultados”.
Especialistas en derecho y representantes de diversas organizaciones contra el feminicidio han señalado que la falta de un titular de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) ha ocasionado que los asesinatos contra mujeres queden impunes o sean archivados.
A pesar de que en reiteradas ocasiones las autoridades estatales intentaron minimizar los casos de feminicidios, de los 47 registrados en el año, 4 de ellos involucraron mujeres que fueron calcinadas.
El primero ocurrió el 20 de enero, en el paraje El Higo, de la colonia La Nopalera, en los límites de Yautepec y Cuautla, en donde una adolescente de entre 14 y 16 años fue calcinada y abandonada.
Posteriormente, el 6 de marzo, una mujer fue asesinada de manera similar, en el interior de una construcción, ubicada en la colonia Loma Bonita, en Emiliano Zapata.
Además, el 12 de marzo, una joven fue quemada y abandonada en un terreno baldío en la colonia Cerritos de García, en Cuernavaca, y  2 meses después, el 21 de mayo, una mujer fue asesinada a golpes y calcinada, en el poblado El Rodeo, en Miacatlán.
Así como el asesinato de las universitarias Adela Margarita Zedillo Guzmán, de 22 años; Citlali Malinalli Muñoz, de 18, y Ana Paula Sánchez González, de 18, suscitado el 19 de agosto, el cual conmocionó a la ciudadanía, luego de que las jóvenes fueran ultimadas a tiros, ultrajadas sexualmente, exhibidas desnudas y abandonadas a orillas de la autopista México-Acapulco, justo frente a una casa ubicada en el poblado de Chamilpa, en Cuernavaca.
Asimismo, el 9 de agosto se cumplió un año de la muerte de la investigadora Yadira Dávila Martínez, de 37 años, quien fue asesinada y abandonada a orillas del kilómetro 4.5 de la carretera Tetlama-Xochicalco; cuyo caso hasta el momento está sin resolver, a pesar de que las autoridades mantienen bajo proceso a su esposo, el catedrático Miguel Ángel Ramírez Romero.
Sin embargo, a pesar de los múltiples asesinatos, marchas y manifestaciones de organizaciones civiles, las autoridades no hicieron nada para prevenir la violencia en contra de las mujeres, la cual dejó un saldo de 47 feminicidios que hasta el momento continúan sin ser esclarecidos.


COMENTARIOS