Siguenos en
    

Recomiendan reducir el uso del salero

Cuernavaca, Morelos.- “Los mexicanos le ponemos sal a los alimentos antes de probarlos, lo que favorece a la aparición de gastritis, hipertensión arterial y enfermedades del corazón”, señaló Víctor Manuel Caballero Solano, presidente de la Fundación Movilizare A.C.
Por ello respalda la iniciativa de retirar los saleros de las mesas de los restaurantes, ya que se debe al incremento de problemas relacionados con la hipertensión arterial de los mexicanos, enfermedades del corazón, de sobrepeso, y que están vinculados al excesivo consumo.
Sin embargo, señaló el especialista, esta política de salud pública, tiene que ir de la mano con un proceso cultural de alimentación desde los hogares para que el efecto sea mayor en las familias mexicanas.
Dijo que un ser humano no tiene que consumir más de cinco gramos al día de sal, es decir, una chuchara pequeña, pues los riesgos a largo plazo pueden ser mortales.
Explicó que el exceso de sal en los alimentos produce mucha sed, incrementa el consumo de refrescos, menor captación de calcio y la aparición de osteoporosis, además, cuando el cuerpo tiene un elevado grado de sodio, la persona presenta una retención de líquidos y con el tiempo aparecerán los problemas de hipertensión arterial  e infartos.
Informó que los alimentos enlatados, los conservadores que utilizan para la comida procesada y las sopas instantáneas tienen un alto contenido de sal, sin embargo, el problema del alto consumo se debe a la costumbre que se presenta desde los hogares.
Caballero Solano reconoció que en los últimos años se incrementó el gusto por los alimentos salados, incluso, la comercialización de productos, como los chilitos, los dulces ácidos y otras golosinas que tiene alto contenido de sal.
“Hay que modificar la actividad y dejar de acostumbrarnos a comer sal, no solamente en los restaurantes, sino desde los hogares, debe de haber una cultura de prevención, difusión y programas educativos”, agregó el galeno.
Admitió que es necesario para el cuerpo humano el consumo de sal, mientras que sea en pocas cantidades; “esto puede traer enfermedades al corazón, a los riñones, problemas gástricos incluso cáncer”.
Finalmente, exhortó a que las amas de casa atiendan las recomendaciones de no agregar sal a los alimentos que ya están preparados.
“No hay que acostumbrar a los niños a comer desde temprana edad sus alimentos con mucha sal”, concluyó.

Para tener en cuenta
Se advierten de las consecuencias por consumir productos y alimentos con alto contenido de sal.

Con alto contenido de sal:

  •  conservadores para comida procesada
  •  sopas instantáneas
  •  alimentos enlatados
  •  chilitos
  •  dúlces ácidos
  •  golosinas

En exceso provoca:

  •  retención de líquidos
  •  hipertensión arterial
  •  infartos
  •  enfermedades en riñones
  •  problemas gástricos

"La política pública para que tenga un mejor resultado tiene que ir acompañada de un proceso de cultura, desde la educación alimenticia, promoción y autocuidado."

Víctor Manuel Caballero Solano, presidente de la Fundación Movilizare A.C.


COMENTARIOS