Siguenos en
    

Realizan la sesión del Congreso entre ocurrencias y visitas

Asistentes. Durante la sesión ordinaria del Congreso, estuvieron presentes habitantes de Morelos, quienes escucharon atentamente las iniciativas y los acuerdos.
Asistentes. Durante la sesión ordinaria del Congreso, estuvieron presentes habitantes de Morelos, quienes escucharon atentamente las iniciativas y los acuerdos.

Cuernavaca, Morelos.- Con la ocurrencia del representante del PSD, Roberto Yáñez Moreno, de que Morelos tenga su “Lotería Estatal” a favor de la educación media superior, los diputados arrancaron la maratónica sesión en la que recibieron “en corto” a algunos que aspiran a ser consejeros del IEE, intentaron “amarrar” posiciones para sus allegados a propósito de la renovación del órgano electoral, se tomaron la foto con estudiantes y “fans” y, sin temor a hacer el ridículo, exhortaron a los poderes del Estado y los municipios  a sumarse al programa del “Buen fin”, pero el próximo año, sin estar seguros de que el programa sobrevivirá el cambio de gobierno.

Los legisladores se rehúsan a modificar la Ley Orgánica para sesionar dos veces por semana; sin embargo, ayer, antes de que el primer diputado hiciera uso de la tribuna, todos fueron advertidos de que la Junta Política acordó reducir, por la vía económica, el tiempo de exposición de 15 a 10 minutos, con el objetivo de agilizar los trabajos de la sesión.

La medida tomó por sorpresa a David Martínez Martínez (PRD) y Héctor Salazar Porcayo (PT), a quienes la campana los obligó a dar muestras de su “capacidad” para el resumen.

Otra vez la lista de puntos de acuerdos parlamentarios se extendió en el abecedario de la “A” a la “T”, lo que permitió a los diputados darse vuelo para practicar su lectura, como Roberto Yáñez; para lucir su mejor sonrisa ante la cámara, Carlos de la Rosa; a Antonio Rodríguez y Amelia Marín para posar para la foto del recuerdo con bachilleres y Rosalina Mazarí Espín se esforzaba en tribuna por explicar una de las tantas iniciativas que presentó.

Elías Gómez Azcárate, ex director de Obras Públicas en el gobierno de Antonio Riva Palacio, y Kristopher Rentería buscaron con desesperación a algún diputado para que les recibiera su currículum, mientras que cierta diputada del PRD sugirió tener a la persona “ideal” para ser el próximo secretario técnico del Consejo Estatal Electoral.

Los alumnos del CBTIS de Zacatepec le brindaron los aplausos del día a Joaquín Carpintero, no por el exhorto que se hizo al Gobierno para que destine recursos al plantel, sino porque pidió que se adelantara la discusión, lo que les garantizó una retirada más rápida. 


Este es el circo de todos los días que protagonizan nuestro flamantes diputados locales, que en las pasadas elecciones fueron elegidos por mayoría de votos, y que el pueblo de Morelos les dio la confianza, y para qué? es la pregunta... la respuesta la sabemos todos, para estarse haciéndose güeye, (sin ofender al verdadero buey que es el esposo de la vaca), no es posible que esta bola de parásitos lo único que le interese sea su propio bienestar y el de los morelenses que se lo lleve un carajo, donde están la propuesta que en meses pasados anunciaban con bombos y platillos, no es posible que diputados como Rosalina Mazarí Espín vivan del presupuesto del pueblo, esta ya fue diputada loca y federal y nunca ha hecho nada por su distrito, ya pónganse a trabajar y en verdad desquiten su jugoso salario que creo que muchos de nosotros ya quisiéramos al menos la mitad de los que ganan ellos... hasta la próxima

COMENTARIOS