Siguenos en
    Redes Sociales

Quiere Obispo padres entregados

Cuernavaca, MORELOS.- “El ser humano se está apartando de Dios y eso tiene consecuencias”, dijo ayer el obispo de la Diócesis de Cuernavaca, Ramón Castro Castro, al asegurar que la celebración de la Santísima Trinidad es el momento ideal para abrir el corazón.
Ayer, al inicio de la misa dominical, monseñor Castro Castro envió una felicitación a los padres de familia, “tenemos papás muy buenos, entregados, generosos y eso me motiva a felicitarlos y recordarles que tienen una misión especial e importante porque nadie los puede sustituir en la Tierra”.
Al término de la misa entonaron Las Mañanitas y dijo que le celebración eucarística iba dirigida a los padres, para pedir a Dios que sigan entregados a sus esposas e hijos y a ser constructores de una familia unida y en paz.
Durante su mensaje a la comunidad católica, el obispo Castro Castro destacó que la libertad del humano ha impedido que Dios llegue a sus corazones, pues cada día se alejan más, orillados por la vida moderna.
“Muchas veces escucho decir que Dios se olvida de nosotros, en especial cuando tenemos un problema, pero no es así. Él no nos deja, lo que nos sucede es consecuencia de nuestro actuar, en todos aquellos fenómenos naturales en los que muere mucha gente somos nosotros los responsables por no cuidar nuestro entorno”, dijo.
Por lo anterior, llamó a los fieles a acercarse a Dios, pues entré más cerca estén, más felices serán, “lo que nosotros no podemos hacer, Dios lo puede, pero es necesario no alejarnos de él”.
Por último, pidió “no conectarse a aquello que sólo degrada al ser humano, a no dejarse llevar por la corriente moderna que sólo quita responsabilidades y sobre todo el amor verdadero”.

"El amor más puro que pueda existir es el del padre y madre a sus hijos, es noble, puro y sin interés.”
Ramón Castro Obispo de la Diócesis de Cuernavaca


COMENTARIOS