Siguenos en
    

Quema mujer a su esposo

Ardiente. Un hombre murió calcinado, luego de que su esposa le prendiera fuego.

Cuernavaca, Morelos. Un hombre murió calcinado en el interior de un vagón habilitado como casa, ubicado en la colonia Patios de la Estación, luego de que presuntamente le prendiera fuego su mujer, tras discutir porque había tomado.
De acuerdo con habitantes de la colonia antes mencionada, el occiso es Nicolás Téllez, de entre 30 y 35 años, con domicilio en la Manzana Cuatro, de la colonia Patios de la Estación, de Cuernavaca.
El hombre fue encontrado calcinado en el interior de un vagón de tren, el cual había sido habilitado como casa.
Según autoridades ministeriales, los hechos se suscitaron ayer, a las 19:00 horas, cuando habitantes de la Manzana Cuatro se percataron de que se estaba incendiando un vagón de tren utilizado como vivienda, por lo que solicitaron la presencia de los bomberos.
Al ser informados de lo sucedido, los “tragahumo” acudieron al lugar, y luego de varios minutos, sofocaron el incendio en el interior del vagón.
Sin embargo, al realizar una inspección ocular en el interior, descubrieron que había un hombre calcinado, por lo que dieron parte a las autoridades.
Debido a ello, policías municipales y estatales tomaron conocimiento de los hechos y acordonaron la zona.
Especialistas en criminalística del Servicio Médico Forense (Semefo) ordenaron el levantamiento del cadáver.
En el sitio, habitantes de la colonia Patios de la Estación señalaron que la responsable de haberle prendido fuego al vagón fue la esposa del occiso, por lo que agentes ministeriales se encuentran realizando las investigaciones correspondientes.

Indagatoria
Autoridades ministeriales se encuentran realizando las investigaciones correspondientes para dar con la presunta responsable del homicidio.
 

  • 1 hombre murió calcinado, luego de que su esposa le prendiera fuego en su vivienda

 
Señalamiento
Habitantes de la colonia Patios de la Estación señalaron que la responsable del homicidio fue la esposa de Nicolás.


COMENTARIOS