Siguenos en
    Redes Sociales

Presentan anteproyecto de obra en Niño Artillero

Sin afectaciones. Se pretende que esta obra no cause pérdidas económicas a los comerciantes de la zona, como sucedió en 2010.

Cuernavaca, Morelos.- El Ayuntamiento de Cuernavaca presentó a los comerciantes de la Avenida Morelos Sur, el anteproyecto para la construcción del paso a desnivel en la Glorieta del Niño Artillero, en la colonia Las Palmas.
Se trata de una obra que pretende beneficiar y no perjudicar a los comerciantes, señaló el titular de la Secretaría de Infraestructura, Obras y Servicios Públicos, Martín García Cervantes, quien dijo que no habrá obra sin el consenso de los ciudadanos.
Los comerciantes de la avenida Morelos Sur y vecinos, padecieron grandes pérdidas entre noviembre de 2010 y mayo de 2011, cuando sin consulta, el ex alcalde Manuel Martínez Garrigós, ordenó el reencarpetamiento de esa arteria, que a muchos obligó a cerrar.
Para no caer en el mismo acto de autoritarismo, la comuna actual que preside Jorge Morales Barud, ha iniciado una serie de pláticas, en donde la comuna se está comprometiendo a terminar las obras en tiempo y forma, buscando la menor afectación posible.
Incluso, de inicio, la obra se contemplaba como un puente vehicular elevado, lo que consideraron los comerciantes que les iba a afectar, por lo que se ha dado paso a la presentación del paso subterráneo, que ofrece trabajos con mayor rapidez y con menos afectación a los vecinos y comerciantes.
De acuerdo con el Presupuesto de Egresos de la Federación, ya se tienen etiquetados 22 millones 200 mil pesos para esa obra, los cuales se tendrán que aplicar o de otra manera se van a perder, pero la comuna que preside Morales Barud, busca los acuerdos para no pasar sobre la voluntad ciudadana, de acuerdo con García Cervantes.

quieren evitar
crisis del año 2010
La repavimentación de la Avenida Morelos en tres etapas, obras realizadas por Grupo WYN, que al final no cumplió con los plazos establecidos, además de afectaciones a conductores y transeúntes, ocasionó un trago amargo para los comerciantes de Cuernavaca en los últimos meses de 2010 y primer semestre de 2011.
Los trabajos duraron 10 meses, iniciando en noviembre de 2010, entre suspensiones y reaperturas, ante las presiones por parte de comerciantes instalados en esta arteria que vieron afectados sus ingresos debido a las obras.
Según un censo realizado en 2010, en el tramo de Avenida Morelos Sur a Chipitlán, se contabilizaron 130 negocios, entre farmacias, automotrices, bares, bancos, restaurantes, hoteles y talleres.
Pero las obras en toda la avenida afectaron directamente a los más de 300 comercios ubicados en la arteria, cuyos propietarios se vieron obligados a despedir a empleados y algunos a cerrar, debido al atraso en las obras.
Esto dejó como saldo la clausura de un 20 por ciento de los negocios, la pérdida de casi 100 empleos y una afectación millonaria.


COMENTARIOS