Siguenos en
    

Por una vida nueva

CUERNAVACA, MORELOS.- En el quinto domingo de Cuaresma, el Obispo de Cuernavaca lanzó un llamado a quitarnos los sepulcros que nos lastiman en la actualidad a través de la droga, la guerra, el crimen organizado, el aborto, la desesperación, el orgullo, la corrupción y otros.
Ramón Castro Castro,  aseguró que ahora es momento de iniciar la vida nueva que tanto nos hace falta ante las adversidades que se padecen en este siglo.
Señaló que en este momento, a una semana del Domingo de Ramos, es momento de reflexión para quitarnos de encima todos aquellos pesares que provocan soledad ante la muerte, el dolor, la enfermedad y las dificultades, provocando que sentimos que Dios nos abandona.
“Dios nunca está ausente, nunca nos deja solos, el problema que es que no somos capaces de ver o sentir su presencia, el problema no es él, somos nosotros que no somos capaces de intuir que está ahí”, dijo el Obispo.
Luego de que escuchar la historia de Lázaro, el hombre a quien resucitó cuando se encontraba en su sepulcro, el Obispo, señaló: “Muchos llevamos sepulcros que por fuera parece mármol muy bello, pero por dentro hay podredumbre. Cuántos de nosotros llevamos arrastrando odio, rencor, soberbia, orgullo, cuántos somos testigos de la corrupción que hay en la instituciones, cuántas personas muertas en vida dan la espalda a los amigos”.
Refirió tener temor en los jóvenes que han perdido el sentido de la vida, “sin saberlo ellos llevan la muerte dentro, porque vivir sin sentido no es vivir.”

"Tan sólo veamos a nuestro alrededor y lo podremos comprobar con facilidad con tantas situaciones de muerte, de
desesperación."

Ramón Castro Castro,
obispo de Cuernavaca


COMENTARIOS