Siguenos en
    

Polémico festejo

Nicolas Anelka. El francés pone de cabeza al gobierno de su país.

París.- El futbolista francés Nicolas Anelka avivó el fuego de la polémica en Francia generado en torno al humorista Dieudonné al replicar sobre un terreno de juego la “quenelle”, un gesto creado por ese provocador cómico que el Gobierno francés quiere erradicar por considerarlo antisemita.
El ex seleccionado nacional de Francia, y asiduo a las provocaciones, celebró con ese presunto ademán antisemita uno de sus 2 goles con el West Bromwich Albion frente al West Ham en la Premier League inglesa.
El gesto consiste en extender un brazo hacia el suelo y cruzar la mano contraria sobre el hombro, en lo que algunas asociaciones detectan una alusión al saludo nazi.
La ministra francesa de Deportes, Valérie Fourneyron, ha condenado en la red social Twitter la “provocación asquerosa” del jugador, de 34 años, que arrastra un historial de polémicas en Francia.
La penúltima, cuando en el Mundial de Sudáfrica lideró un motín de los jugadores contra el seleccionador que le costó 18 partidos de sanción como internacional y supuso su retirada del combinado nacional.
Con su celebración, Anelka tomó partido en el debate público después de que el Ministerio del Interior de Francia anunciara ayer que estudia prohibir los espectáculos del cómico Dieudonné, al considerar que conllevan “riesgos de desórdenes públicos” por su carácter racista.
La reacción de Interior se produjo después de que el humorista, condenado en el pasado por manifestaciones racistas, como la negación del Holocausto, delito en Francia, volviera a cargar contra algunos periodistas de origen judío en el espectáculo que representa en su propio teatro, situado en París.


COMENTARIOS